Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Corriente Martiana, fe en el mejoramiento humano

    Corriente Martiana, fe en el mejoramiento humano
    “Las causas de las violaciones de los derechos humanos en Cuba están en
    el interior de la Isla”
    Viernes, mayo 5, 2017 | Alejandro Garrido

    LA HABANA, Cuba.- En su carta abierta a Raúl Castro del 10 de enero de
    2017, el ciudadano cubano Moisés Leonardo Rodríguez, coordinador de la
    organización de la sociedad civil Corriente Martiana, expuso una serie
    de propuestas que abogan Por una Cuba Martiana.

    En el apartado número nueve, Justicia y Legalidad, de la misiva al
    General de Ejército cubano, el oriundo de la comunidad de Mariel en la
    provincia de Artemisa expuso que “la inexistencia de un real
    ordenamiento republicano en Cuba se hace evidente también con la
    ausencia de un poder judicial independiente e imparcial, capaz de
    garantizar el pleno disfrute de los derechos de los ciudadanos frente al
    desmedido predominio del poder del Estado”.

    “Considerando que la Declaración Universal de Derechos Humanos consagra
    concretamente el principio de igualdad ante la ley, el derecho de toda
    persona a que se presuma su inocencia y el de ser oída públicamente y
    con justicia por un tribunal competente, independiente e imparcial
    establecido por la ley”, se debe establecer la separación del poder
    judicial de conformidad con lo demandado por los principios básicos
    relativos a la independencia de la judicatura de Naciones Unidas”, completó.

    Debido a la fortaleza de sus criterios y la importancia que tiene como
    organizador de una política alternativa al comunismo dictatorial que
    impone el Estado cubano, nos acercamos a él para realizarle algunas
    preguntas sobre su proyecto social y político y para que nos actualizara
    sobre algunas de esas cuestiones que todavía hoy en Cuba no son tratadas
    en la esfera pública, ni forman parte de la agenda de los medios oficiales.

    – ¿De qué forma la trata de personas ataca los derechos humanos de las
    personas?

    – La indivisibilidad, inseparabilidad e interrelación de los derechos
    humanos se manifiesta claramente en el fenómeno de la trata de personas.
    Toda persona que sea víctima de la trata está sufriendo la violación de,
    al menos, sus derechos a: la vida, la seguridad, el reconocimiento de su
    personalidad jurídica, la libertad. Ocasionalmente son sometidos a
    torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes y en todos los
    casos somete a las víctimas y su familia a graves sufrimientos y
    preocupaciones, dañando así la dignidad y los derechos iguales e
    inalienables de la persona, que son la base y esencia de toda la
    normativa internacional de derechos humanos.

    – ¿Qué tipologías de trata tiene identificadas Corriente Martiana?

    – La más conocida por nosotros en Cuba es la de hombres y mujeres
    sometidas a la prostitución por móviles que van más allá de la libre
    elección personal para su ejercicio y el traslado ilegal y en
    condiciones de alto riesgo para la vida hacia terceros países, en
    particular a Estados Unidos, de víctimas por parte de proxenetas en el
    primer caso y de traficantes en el segundo, aunque ha habido casos en
    que proxenetas y traficantes coinciden en un mismo evento.

    – ¿Causas comunes y generales de la trata en Cuba?

    – Las causas de todas las formas de trata que se manifiestan en nuestro
    país, así como de la violación de los derechos humanos en general, están
    en el interior de Cuba. Son los Estados los que deben proteger,
    garantizar, respetar y promover los derechos humanos en los territorios
    bajo su jurisdicción, el cubano no debe ser una excepción.

    Pero no son solo leyes escritas, informes a organismos internacionales y
    campañas triunfalistas en los medios sobre una imposible infalibilidad
    gubernamental lo que garantizan lo anterior. Estas últimas se deben
    sustentar en políticas públicas viables y efectivas y en prácticas
    sociales que logren esa responsabilidad de los Estados.

    Las potenciales víctimas de la trata en Cuba en cualquiera de sus formas
    tienen en común el sufrir el hecho oficialmente reconocido de la
    insuficiencia de los salarios, las jubilaciones y las pensiones para
    cubrir las necesidades básicas junto a una excesiva ideologización y
    politización de todos los ámbitos de la vida, incluida la individual y
    familiar, que agobian a quienes lo sufrimos.

    Es a partir de este rasgo de la crisis nacional, que ya dura por más de
    un cuarto de siglo, que se generan fenómenos no deseables como la
    corrupción en todos los niveles, un extenso mercado informal (bolsa
    negra), la desviación de recursos (robo), el deseo y los intentos
    excesivamente generalizados de salir del país por cualquier vía para
    buscar fuera lo que en el propio no se encuentra, el ejercicio de la
    prostitución con bajas “tarifas” y otros fenómenos que constituyen el
    caldo de cultivo para la trata de personas.

    Las dos modalidades señaladas de prostitución controlada por proxenetas
    y de salidas en embarcaciones de traficantes se dan en todos los casos
    bajo estas motivaciones y es desde estas causales desde las que se debe
    proteger a las actuales y a las potenciales víctimas de estas
    violaciones por parte del Estado cubano en particular.

    – ¿Qué instrumentos jurídicos existen para enfrentar la trata de
    personas en el país?

    – Existen instrumentos necesarios para la condena de los delincuentes y
    hasta las víctimas cuando el fenómeno se manifiesta, pero no los
    suficientes para proporcionar las condiciones que desanimen a las
    potenciales víctimas a arriesgarse a burlar la ley.

    No debe olvidarse que José Martí no solo aseveró que “Ser culto es el
    único modo de ser libre” sino que a continuación expresó “Ser bueno es
    el único modo de ser dichoso” aclarando de inmediato “pero en lo común
    de la naturaleza humana se necesita ser próspero para ser bueno”.

    De acuerdo a este llamado doctrinal, las leyes no solo deben contemplar
    el “enfrentamiento” y castigo a los delincuentes sino, también deben
    propiciar un orden social sin temor ni miseria, los cuales solo pueden
    ser evitados en un entorno en que la prosperidad alcanzada con lo que
    debe ser la “única fuente de riqueza” – el trabajo individual – fomente
    los valores hoy en crisis para incrementar el número de hombres y
    mujeres que, gozando de prosperidad, no tengan causas ni excusas para
    ser malos.

    – ¿Cuántos casos de trata de personas ha registrado Corriente Martiana?
    ¿Crece o decrece el número a medida que pasan los años?

    – No tenemos registro de casos particulares, pero si conocimiento
    fehaciente de casos de salidas desde la isla hacia terceros países
    mediando traficantes, los casos de los cubanos que intentan entrar a
    Estados Unidos desde Latinoamérica, incrementados notablemente en los
    últimos años, así como de mujeres y hombres sometidos al control de
    proxenetas dentro y fuera de la isla.

    Desde que divulgamos entre algunos de nuestros aliados el monitorear la
    situación de deportados hacia Cuba desde terceros países, nos han
    contactado dos casos que quieren comunicar violaciones que sufrieron en
    dichos terceros países y en ello les asesoraremos.

    – ¿Conoce un caso notable o específico de trata que pueda mencionar?

    – Los desaparecidos y los asesinados por traficantes en su marcha por
    territorios, incluida selvas, de Colombia, Centroamérica y México en su
    intento de llegar a los Estados Unidos en los últimos años.

    – ¿Qué acciones de prevención, protección y asistencia ofrece Corriente
    Martiana a las víctimas?

    – Como institución centrada actualmente en la promoción de los derechos
    humanos conforme a las normas y procedimientos de las Naciones Unidas:
    impartimos clases presenciales, distribuimos materiales, impresos y
    digitales, informativos y educativos y presentamos quejas y peticiones
    al gobierno cubano que pueden contribuir al alivio de diversos aspectos
    de la crisis nacional.

    Entre las propuestas al gobierno se incluyen algunas que, aunque no sea
    de manera explícita, contribuyen a la restitución, reconocimiento y a
    evitar se continúen violando, por acción u omisión, derechos humanos y
    libertades fundamentales de los cubanos, que, como señalamos,
    constituyen el caldo de cultivo ideal para la manifestación de fenómenos
    indeseables como la trata de personas.

    – ¿Cómo valoras la política de “tolerancia cero” a estos fenómenos en la
    sociedad cubana actual?

    – La “tolerancia cero” no será suficiente ni efectiva cuando se dirija
    solo a un aspecto de lo que atenta contra la integridad, la dignidad y
    el valor de la persona humana como es el caso de la trata.

    La “tolerancia cero” debe tenerse contra toda violación de los derechos
    humanos y las libertades fundamentales de los cubanos, tanto los
    radicados en la isla como en el exterior.

    La “tolerancia cero” será efectiva y suficiente cuando se parta, se
    actúe y se tenga como fin el disfrute pleno de los derechos humanos por
    encima de todo otro criterio ideológico, político, religioso o de otra
    índole que no se ajuste estrictamente a la indivisibilidad, la
    inseparabilidad y la interrelación de los derechos humanos y las
    libertades fundamentales de todos y cada uno de los seres humanos, para
    Cuba, así como para cualquier otro Estado miembro de Naciones Unidas.

    – ¿Qué trabajos realizan en conjunto con otras organizaciones de la
    sociedad civil para prevenir la trata de personas, proteger y asistir a
    los afectados e informarse mutuamente sobre el tema?

    – Todo nuestro trabajo lo realizamos en alianzas con ciudadanos cubanos
    y extranjeros que se involucren sin condicionamientos en nuestra labor
    de derechos humanos. Somos muy pocos los promotores de la Corriente
    Martiana.

    Para lograr nuestra visión de una Cuba Martiana, que equivale a la Nueva
    República que aspiraba a implantar José Martí con el Partido
    Revolucionario Cubano al alcanzarse la independencia, la misma que
    pretendió la Generación del Centenario, nosotros invitamos a nuestras
    acciones cívicas siempre pacíficas, responsables y enmarcadas en la ley,
    a todos los que aún tengan “fe en el mejoramiento humano, en la utilidad
    de la virtud y en el mundo futuro” mejor, que es solo posible si lo
    construimos desde la diversidad, respetando la dignidad y los derechos
    de todos y cada uno y sin discriminaciones.

    Source: Corriente Martiana, fe en el mejoramiento humano CubanetCubanet

    www.cubanet.org/mas-noticias/corriente-martiana-fe-en-el-mejoramiento-humano/

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *