Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Relatora de la ONU, preocupada por el marco jurídico cubano para enfrentar la trata de personas

    Relatora de la ONU, preocupada por el marco jurídico cubano para
    enfrentar la trata de personas
    DDC | La Habana | 14 de Abril de 2017 – 23:31 CEST.

    La relatora especial de Naciones Unidas sobre la Trata de Personas,
    Maria Grazia Giammarinaro, observó “buenas prácticas” en el
    enfrentamiento a este fenómeno en Cuba, aunque hará al Gobierno
    recomendaciones relacionadas con los marcos jurídicos vigentes en la
    Isla para combatir el flagelo.

    Giammarinaro estuvo cuatro días en Cuba y fue la primera funcionaria de
    la ONU de su rango en visitar la nación en una década.

    “La fortaleza del sistema es que las personas cuentan con un elevado
    nivel de educación y conocen sus derechos”, explicó a periodistas
    Giammarinaro al concluir la visita este viernes, reportó la AP.

    “Los servicios sociales tienen una amplia cobertura… dando a las
    autoridades la oportunidad de intervenir cuando por ejemplo hay un menor
    en riesgo”, ´consideró.

    La trata implica que la persona es explotada laboral o sexualmente,
    mediante el uso de coerción, indicó Giammarinaro, para quien la
    preocupación primordial de su mandato son las mujeres y niños, las
    víctimas más frecuentes.

    Según la funcionaria, Cuba está enfrentando nuevos retos en materia de
    trata de personas como el caso de sus nacionales emigrantes, que son
    engañados en terceros países o el uso de su territorio como trampolín,
    sobre todo de africanos, para llegar a Estados Unidos. Giammarinaro no
    ofreció cifras sobre estos dos aspectos.

    Aun así, la derogación en enero por parte de Estados Unidos de la
    política de “pies secos, pies mojados” —y que La Habana señaló por
    décadas como un estímulo para las salidas ilegales— “disminuirá el
    fenómeno de la trata tanto de los emigrantes de la Isla como de los de
    otras naciones que quieran salir de aquí”, dijo Giammarinaro.

    Sobre estos aspectos hasta el momento la prensa oficial no ha abundado.

    La funcionaria se reunió con autoridades en La Habana y otras
    provincias, con sus colegas de Naciones Unidas y con organización
    civiles controladas por el Gobierno, mientras le fue entregado un
    informe por las autoridades. El último en recibirla este viernes fue el
    canciller Bruno Rodríguez.

    Entre las recomendaciones a La Habana que hará llegar próximamente
    —dijo—, se encuentra su preocupación de que la ley considera menores
    —para el caso de abusos y otros— a los jóvenes hasta los 16 años cuando
    ella considera pertinente sea hasta los 18; así como que se evite la
    estigmatización de la prostitución mediante la internación de las
    personas que la ejercen en centros de reeducación.

    Sin embargo consideró positivo que la prostitución no esté penalizada
    como un delito.

    Sobre estos aspectos la estatal Prensa Latina solo mencionó la necesidad
    del “perfeccionamiento sistemático del marco jurídico y la constante
    vigilancia sobre cualquier situación que pueda ser explotada por los
    traficantes” sin entrar en detalles.

    Según un informe oficial cubano, en 2015 se reportaron 2.174 presuntos
    hechos de abuso sexual a menores en la Isla, lo que representaría un
    0,09% a en el marco de una población de 2,6 millones de niños.

    Paralelamente, la funcionaria desestimó las acusaciones de opositores de
    que el Gobierno de Cuba ejerce la esclavitud laboral en los convenios
    que tiene con otros países —algunos con la participación de
    organizaciones de la ONU— a los cuales ofrece servicios médicos y
    profesionales, programas que actualmente involucran a miles de personas
    y constituyen una de las fuentes de ingresos más importantes del régimen.

    “Se me ha garantizado que solo participan (por ejemplo los galenos) de
    manera voluntaria y pueden regresar cuando quieran”, señaló
    Giammarinaro. “Estas misiones (médicas) tienen buena reputación y
    trabajan en zonas remotas”, dijo.

    Sin embargo, no consta que la relotora de la ONU se haya reunido con
    ninguna organización opositora ni representantes de la sociedad civil
    independiente. Se va con la versión que le ofreció el Gobierno de Raúl
    Castro.

    “Espero que sea un punto de partida para promover un diálogo más intenso
    y fructífero con todo el sistema de derechos humanos de la ONU, sobre
    todo en el caso de los relatores especiales y los grupos de trabajo en
    todas las áreas de derechos humanos”, dijo sobre su visita Giammarinaro,
    según otro reporte de EFE.

    La Habana ha sido reacia a recibir observadores o relatores de
    organismos internacionales, como el caso de Giammarinaro.

    En 2009, por ejemplo, invitó al relator correspondiente a Torturas pero
    no se llevó a cabo la visita del entonces funcionario y el actual Juan
    Méndez señaló en 2015 que esperaba realizar el viaje al calor del
    acercamiento entre La Habana y Washington. Hasta el momento la visita no
    se concreta.

    Otras giras precedentes de expertos de ese rango fueron la de 2007 del
    relator para Alimentación y de 1999 de los correspondientes a los temas
    de Mercenarios y Violencia contra la mujer.

    Source: Relatora de la ONU, preocupada por el marco jurídico cubano para
    enfrentar la trata de personas | Diario de Cuba –
    www.diariodecuba.com/cuba/1492205474_30403.html

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *