Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    La Policía hace ‘profilaxis’ contra la prostitución en el parque Céspedes y se lleva por delante libertades

    La Policía hace ‘profilaxis’ contra la prostitución en el parque
    Céspedes y se lleva por delante libertades
    LOURDES GÓMEZ | Santiago de Cuba | 3 de Abril de 2017 – 19:42 CEST.

    Desde que el parque Céspedes, centro administrativo, histórico y
    cultural de Santiago de Cuba, tiene punto WiFi, ha crecido el número de
    personas que se acercan al área en busca de conectarse a internet.
    Jóvenes, artistas callejeros y turistas, entre otros, confluyen en ese
    espacio propiciador de intercambios… bajo la estrecha vigilancia de
    cámaras y agentes del orden. Algunos han sido blanco de lo que la
    Policía llama “profilaxis”.

    Miguel, un vendedor ambulante de confituras, cuenta que su hijo fue a
    pasear por el parque con su novia de 17 años y, como esta fue
    cuestionada por un policía, el joven intervino en su defensa. Terminó en
    una estación por un supuesto delito de proxenetismo, aunque finalmente
    no se le pudo probar nada.

    Yesenia tiene 20 años, es maestra y estudia la licenciatura en la
    universidad en el curso para trabajadores. Dos o tres veces por semana
    acude al parque a conectarse a internet, compartir con amistades y
    disfrutar un rato en locales aledaños que ofrecen música. En su última
    inclursión, dice, un turista alemán la invitó a cenar y a disfrutar de
    un concierto en el Salón de los Grandes de la Casa de la Trova.

    “No lo pensé dos veces, no puedo pagarme los 10 dólares de la entrada,
    así que aproveché la oportunidad”, relata.

    La invitación le costó pasar la madrugada detenida. Pasada la
    medianoche, salió del local acompañada por el turista y se dirigió a
    coger una mototaxi para regresar a su casa, pero ambos fueron
    interceptados por un policía que les pidió identificación. El agente
    permitió irse al extranjero; sin embargo, asegura Yesenia, ella fue
    conducida a la 2ª Estación de la Policía, conocida como el “Palacete”, y
    de allí trasladada a la 4ª Estación para “analizar su caso”.

    En la 4ª Estación —cuenta Yesenia— fue introducida en una oficina donde
    dos mujeres policías le preguntaron si había estado allí anteriormente y
    si tenía antecedentes penales, lo que la joven negó. Le comunicaron que
    la causa de su arresto era que se encontraba en compañía de un
    extranjero por la calle y que se le acusaba de “prostitución” porque
    “andar con turistas desmoralizaba a la mujer cubana en el mundo”.

    Las agentes le comunicaron que estaba “en un proceso de profilaxis”, con
    una “charla educativa”, y que tendría que firmar un compromiso de no
    acudir más al centro de la ciudad, ni a otras áreas calificadas como de
    prostitución, señala Yesenia.

    Si volvía a pasar por ahí, aunque fuera con una pareja, su acompañante
    sería calificado como chulo que la incitaba a jinetear, asegura que le
    dijeron.

    Como parte de la “charla”, le explicaron que el “proceso de profilaxis”
    podía durar hasta las 9:00 o las 10:00 de la mañana siguiente, porque
    tendría que esperar al jefe y a la instructora del caso para investigar
    el hecho y dar declaraciones, recuerda Yesenia. Por allí habían pasado
    —le comentaron— enfermeras, maestras, homosexuales hombres y mujeres. En
    ese momento estaban en la estación otras dos muchachas detenidas en el
    Chorrito, una zona conocida por la prostitución en moneda nacional.

    Según Yesenia, las agentes le dijeron que en su caso, por su falta de
    antecedentes, solo le pedirían que escribiera y firmara una especie de
    “acta de compromiso”, a la cual agregó, a sugerencia de una de las
    oficiales, que había “recibido una charla sobre el tema y se comprometía
    a no ir más al centro [de la ciudad] aunque su caso fuera una
    equivocación” y aunque “creía que no estaba haciendo nada malo”.

    Los únicos argumentos para el mal rato y la limitación de movimiento de
    la joven fueron las presunciones policiales de que una muchacha paseando
    por la calle con un extranjero es una prostituta o va camino de eso.

    Source: La Policía hace ‘profilaxis’ contra la prostitución en el parque
    Céspedes y se lleva por delante libertades | Diario de Cuba –
    www.diariodecuba.com/cuba/1491241378_30120.html

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *