Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    Ponen en cintura a los “paladares” en Cuba

    Ponen en cintura a los “paladares” en Cuba
    El gobierno cubano entiende que los restaurantes y bares privados
    incurren en serias violaciones de ley y de reglamentación
    jueves, 20 de octubre de 2016 – 12:00 AM
    Por Benjamín Morales Meléndez / Especial ELNUEVODIA.COM

    LA HABANA, Cuba.- Los establecimientos privados conocidos como
    “paladares”, símbolos principales del proceso de iniciativas de corte
    capitalista iniciado en Cuba, enfrentan su primer gran crisis, luego de
    que el gobierno cubano decidiera intervenir con ellos por lo que
    entienden son serias violaciones de ley y reglamentación.

    Los paladares, que en sus inicios fueron pequeños restaurantes caseros
    que operaban de manera clandestina, son hoy una de las principales
    fuerzas en el movimiento de los pequeños empresarios cubanos, pero su
    rápido crecimiento y el desarrollo de establecimientos que han “estirado
    el chicle” a lo autorizado por el gobierno, ha provocado la primera gran
    intervención con el emergente sector privado de Cuba desde que en el
    2010 se iniciaron formalmente las primeras iniciativas de economía de
    capital en el país.

    El mayor problema se ha dado en la capital, La Habana, donde fue
    ordenado de manera temporal que se suspenda la emisión de licencias para
    este tipo de establecimientos y el gobierno convocó a todos los dueños
    de estos restaurantes a seguir las disposiciones legales o exponerse a
    las consecuencias de la ley vigente.

    La vicepresidenta del Consejo de la Administración Provincial de La
    Habana, Isabel Hamze, informó que la decisión de suspender las licencias
    se tomó en septiembre.

    El Consejo de Administración Provincial de La Habana, algo así como la
    Alcaldía, decidió que no se abrirán más paladares privados porque se ha
    iniciado un amplio proceso de supervisión para determinar qué
    establecimientos están cumpliendo con la ley y cuáles no.

    “Esta medida es temporal y estará vigente mientras se realice el proceso
    de fiscalización de sus servicios que se ejecutan en estos
    momento. Nosotros reconocemos la importancia que tiene para la ciudad
    estos negocios y el gobierno quiere que sean exitosos pero dentro del
    marco de la legalidad”, dijo Hamze, quien, según los medios oficiales
    cubanos, afirmó que se han realizado rondas de conversaciones con los
    dueños para poner las cuentas claras.

    “De los 135 titulares nos reunimos con 129 para alertarlos de un grupo
    de problemáticas que empañan los servicios que ellos ofrecen y les
    explicamos que terminado estos intercambios se iba a realizar un
    control”, enfatizó la funcionaria, según el sitio Cubadebate.

    Como parte del proceso han sido cerradas las operaciones de varios de
    los más emblemáticos establecimientos de la era de los restaurantes
    privados en La Habana, como el Betty-Boop, el Mío y Tuyo, además de
    provocar importantes cambios en la oferta gastronómica de restaurantes
    de primer orden, como el Río Mar o El Litoral. Otros establecimientos
    capitalinos muy populares y que operan en manos privadas, como La
    Chuchería y Sarao, también están en la mira gubernamental.

    El gobierno asegura que estos establecimientos, cuyo objetivo principal
    era ser “cafeterías o dulcerías”, han utilizado las licencias otorgadas
    paraviolentar la ley y convertirse en clubes nocturnos de alto nivel o
    en restaurantes de lujo imposibles de acceder para la población normal.

    El gobierno capitalino entienden que algunos de los establecimientos,
    que incluso tienen servicio de 24 horas, se viola el reglamento de
    cierre, que es las 3:00 a.m., y se han comenzado a detectar diversos
    malos sociales que no son tolerables para el sistema cubano, como la
    venta de drogas ilícitas, la prostitución y el proxenetismo, y la
    evasión fiscal.

    La comunicación dada a conocer hoy por el gobierno a través de los
    medios oficiales asegura que en muchos de estos negocios privados ha
    proliferado el mercado negro, mediante la “adquisición de mercancías de
    manera ilícita y el contrabando”, la utilización de trabajadores sin
    licencia ni contratos y la importación ilegal de mercancías para uso
    comercial, sobre todo bebidas alcohólicas y equipos de entretenimiento.

    El gobierno afirmó que ha detectado violaciones en el proceso de
    inversión para las compras de las sedes para estos locales comerciales y
    que se han registrado múltiples trámites fraudulentos en la adquisición
    de los inmuebles que luego son convertidos en clubes privados,
    discotecas, bares al estilo Miami o restaurantes de lujo, lo cual
    “distorsiona el objeto social de los restaurantes”.

    A ello se suma unas de las mayores preocupaciones de las autoridades, el
    blanqueo de dinero ilegal o de dudosa procedencia, pues muchos lugares
    son administrados por testaferros de los verdaderos dueños, que suelen
    ser extranjeros o cubanos en el exterior.

    A este cúmulo de ilegalidades se suma la concentración de riqueza, un
    aspecto de la apertura comercial que el gobierno intenta combatir, pues
    algunos de estos lugares suelen ser del mismo dueño, aunque éste tenga
    una “pantalla” con algún ciudadano cubano para evitar problemas con las
    autoridades.

    También las autoridades aseguran se registran irregularidades en la
    contratación de artistas que se presentan en estos establecimientos, los
    cuales son contratados de manera directa sin ser utilizadas las
    estructuras oficiales que los representan fuera y dentro de Cuba.

    El sitio Cubadebate citó que en la actualidad en la capital hay más de
    150,000 trabajadores por cuenta propia en 201 rublos distintos. Los
    paladares, nombre que se tomó de como se llamaba la pequeña cafetería de
    la protagonista de una novela brasileña de los años 90, se estiman en
    más de 500.

    Source: Ponen en cintura a los “paladares” en Cuba | El Nuevo Día –
    www.elnuevodia.com/noticias/internacionales/nota/ponenencinturaalospaladaresencuba-2253310/

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *