Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    La esquina del sexo en una ciudad cubana

    La esquina del sexo en una ciudad cubana
    Son las nueve de la noche y jóvenes muchachas, con ropas ajustadas y
    provocativas, comienzan a llegar al sitio
    lunes, enero 25, 2016 | Fernando Donate Ochoa

    HOLGUÍN, Cuba.- Son las nueve de la noche y jóvenes muchachas, con ropas
    ajustadas y provocativas, comienzan a llegar al sitio donde converge el
    Boulevard con la calle Aguilera, esquina de la ciudad de Holguín que a
    partir de esa hora cobra vida.

    El lugar ha sido bautizado como El Chupi, pero nadie sabe quién y por
    qué lo nombraron así. Algunos relacionan la palabra con las propuestas
    sexuales que se brindan allí cada noche.

    Una de las primeras en aparecer es Elizabeth, rubia de 21 años. Llega
    temprano porque así tiene más probabilidades de encontrar clientes.

    “Antes venía a las diez, pero ganaba poco dinero. A esa hora hay mucha
    competencia… somos muchas en este negocio”, afirma.

    Por estos días, Elizabeth ha bajado el precio y está ofreciendo su
    cuerpo por solo cinco dólares.

    “Estoy en la profesión hace tres años y sé por experiencia que en enero
    escasea el dinero”, comenta.

    Sabe que en Cuba la prostitución es ilegal, por eso prefiere a los
    cubanos, porque “si la policía te ve con un ‘yuma’ (turista
    extranjero), enseguida te pide el carnet de identidad y corres el riesgo
    de ser detenida”.

    Se aleja y, mientras camina, se muestra más provocativa, pero a medida
    que avanza la noche tiene menos posibilidades de ganar algún dinero para
    llevar a la casa.

    El reloj de la iglesia San José marca las once y comienza a llegar otro
    grupo que exhibe más belleza en su rostro y en su cuerpo, vestido con
    ropas de marcas reconocidas.

    Estas son las que cobran diez CUC por un “rato de placer”, aunque
    algunas más jóvenes y con rostros casi de niñas, piden hasta 20 CUC.

    Shakira, de 18 años y piel muy blanca, es la más atractiva de todas. El
    parecido con la cantante colombiana y su cuerpo escultural le han
    cambiado el nombre y facilitado el éxito en el negocio.

    Los hombres, según comentan, la prefieren en su fantasía sexual cuando
    imaginan que ella es la artista famosa.

    “En la habitación les canto algunos temas utilizando su miembro como
    micrófono y hago striptease”, presume con una sonrisa pícara.

    Así ha logrado en poco tiempo una clientela exclusiva que la llama al
    celular. “Sólo tienen mi número los clientes confiables y los de buena
    paga”, aclara.

    El negocio en El Chupi está organizado bajo estrictas reglas no
    escritas. Una de ellas es la de usar condón. No se permiten tomar fotos,
    realizar el coito anal, o solicitar tríos. El cliente asume el costo de
    la habitación, pagando 50 pesos por una hora, pero si a los cinco
    minutos el hombre eyacula, todo habrá terminado.

    “Siempre intentamos que el cliente quede complacido para que vuelva,
    pero también utilizamos nuestras habilidades para tratar de terminar
    rápido y buscar a otro hombre”, dice Roxana, una trigueña de 20 años con
    grandes senos, que los exhibe a través de un escote bien abierto.

    A pocos metros se observa a grupo de muchachos, que son los encargados
    de brindar protección y de avisar en el caso de acercarse la policía.

    “Los agentes vienen y nos piden identificación, pero es un acto de
    rutina porque le pagamos para que ‘se hagan de la vista gorda’”, explica
    un proxeneta que ha pedido declarar en anonimato.

    Muchas intentaron dejar el oficio, pero han tenido que volver ante la
    imposibilidad de encontrar un trabajo decoroso que les permita sortear
    las carencias y el alto costo de la vida.

    Ante el aumento de la prostitución se abrió una cárcel provincial donde
    guardan prisión más de trescientas mujeres, según cuenta Indira,
    trigueña de 22 años que pasó por ese inmueble.

    El fenómeno ha tenido connotación social y ha obligado a las autoridades
    a reconocer el aumento de la práctica de esta actividad en Holguín.

    Recientemente, Roselia Taño Ricardo, secretaria general de la Federación
    de Mujeres Cubanas (FMC) en la provincia, dijo a la emisora local Radio
    Angulo que en el territorio se han enriquecido las indisciplinas
    sociales asociadas al ‘jineterismo’ (prostitución) y a prácticas de sexo
    que, según la funcionaria, afectan al crecimiento humano y degradan la
    condición femenina.

    “Esas cuestiones tienen que ser objeto de análisis por parte de nuestra
    organización”, sentenció.

    La FMC es una organización de masas que aglutina a casi cuatro millones
    de afiliadas.

    Fue creada el 23 de agosto de 1960 con Fidel Castro en el poder y entre
    sus objetivos ha estado la eliminación de la prostitución en Cuba.

    Source: La esquina del sexo en una ciudad cubana | Cubanet –
    www.cubanet.org/actualidad-destacados/la-esquina-del-sexo-en-una-ciudad-cubana/

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *