Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    La FMC y los flagelos de la sociedad cubana

    La FMC y los flagelos de la sociedad cubana
    A 55 años de la creación de la Federación de Mujeres Cubanas por Vilma
    Espín, no se perciben resultados en la gestión de esta entidad
    lunes, agosto 24, 2015 | Gladys Linares

    LA HABANA, Cuba.- Antes de 1959 las mujeres cubanas no necesitaban estar
    asociadas a ninguna organización nacional para educar a sus hijos. Es
    cierto que no éramos una sociedad perfecta, pero a pesar de las
    dificultades el cubano era trabajador, honrado, educado, tenía un alto
    concepto de la familia y era amante de sus tradiciones y orgulloso de su
    nacionalidad. Nos caracterizaba el civismo inculcado por nuestros padres
    y educadores, que en armonía sembraban valores éticos y morales en los
    ciudadanos, a lo cual contribuían también instituciones culturales y
    medios de difusión.

    Hoy, ¿quién puede negar que aquellos valores se han perdido? Baste
    recordar estas palabras de Raúl Castro: “La pérdida de valores éticos y
    el menosprecio a las buenas costumbres pueden revertirse mediante la
    acción concreta de todos los factores sociales”.

    El 23 de agosto de 1960, hace ya 55 años, Vilma Espín fundó la
    Federación de Mujeres Cubanas (FMC) a instancias de Fidel Castro, para
    supuestamente “unir a las mujeres, organizarlas, propiciar su superación
    educacional, ideológica y cultural con el fin de alcanzar una plena
    participación en la vida económica, política y social del país”.

    Comenzaba así el control gubernamental sobre algo más de la mitad de la
    población cubana. Gran número de mujeres fueron presionadas por la
    organización para participar en movilizaciones políticas, incorporarse a
    las Milicias Nacionales Revolucionarias, la agricultura, las
    microbrigadas de la construcción, además de las labores del hogar, por
    lo que le dedicaban cada vez menos tiempo a la educación de los hijos.

    Así pues, conociendo que la falta de atención de los padres ha sido una
    de las causas fundamentales de la depauperación de nuestra sociedad,
    ejemplificada en el alcoholismo, la delincuencia, las indisciplinas
    sociales y la prostitución de muchos jóvenes, en 1972 la FMC creó el
    Grupo Nacional de Trabajo de Educación Sexual (GNTES) cuyo objetivo era
    dedicar especial interés a la formación de las nuevas generaciones para
    lograr una actitud positiva y responsable sobre la sexualidad.

    Sin embargo, esta institución no ha creado un programa efectivo para
    insertar a las prostitutas en la sociedad, puesto que el gobierno no
    reconoce su existencia. Sin embargo, en Cuba existen gran cantidad de
    jóvenes “jineteras”, que utilizan esta actividad como vía para resolver
    sus carencias económicas y para salir del país.

    El alcoholismo, por su parte, tan generalizado en nuestra sociedad,
    afecta por igual a individuos y familias por la violencia que genera. Y
    lo peor es que hasta ahora no ha servido de gran cosa el Grupo Nacional
    de Prevención y Atención a la Violencia Intrafamiliar (creado por la FMC
    en 1997) al cual se han vinculado otras instituciones como el partido,
    el Poder Popular y la Policía.

    Por otra parte, un alto porciento de nuestros jóvenes se sienten
    frustrados al terminar la secundaria y descubrir que no pueden estudiar
    lo que quieren, por lo que abandonan los estudios. Muchos no logran
    reinsertarse en la sociedad, y otros tantos no dudan en acudir a la
    ilegalidad, pues su falta de valores no les permite diferenciar entre
    comprar comida en la bolsa negra y falsificar documentos o estafar
    ancianos. El delito, la delincuencia y la indisciplina social han ganado
    adeptos en los últimos años. A pesar de ello las instituciones y los
    medios de comunicación no se cansan de afirmar que en este sentido
    nuestra situación no es alarmante.

    Eso me trae a la mente unas palabras de José Martí: “No se ha de
    permitir el embellecimiento del delito, porque es como convidar a
    cometerlo”.

    Source: La FMC y los flagelos de la sociedad cubana | Cubanet –
    https://www.cubanet.org/mas-noticias/la-fmc-y-los-flagelos-de-la-sociedad-cubana/

    Tags: , , , , , , ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *