Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    No olvidemos a los niños y jóvenes cubanos

    No olvidemos a los niños y jóvenes cubanos
    [28-04-2015 14:46:52]
    Enrique Díaz Rodríguez

    “Nosotros nos limitamos a ayudar al niño y a velar por su integridad
    basándonos en los convenios internacionales establecidos, que Cuba ha
    firmado”, Dora Leonor Mesa y Enrique Díaz. Foto del autor.

    (www.miscelaneasdecuba.net).- Entrevista realizada a Dora Leonor Mesa
    Crespo, directora de la Asociación Cubana para el Desarrollo de la
    Educación Infantil (ACDEI), por Enrique Díaz Rodríguez, corresponsal de
    la revista Misceláneas de Cuba.
    Enrique Díaz Rodríguez (EDR): Gracias Dora por recibirme en su hogar a
    nombre de la revista Misceláneas de Cuba.

    Dora Leonor Mesa Crespo (DLMC): Gracias a la revista y a ti Enrique, por
    el interés en mi trabajo.

    EDR: La pregunta obligada. ¿Quién es Dora Leonor Mesa Crespo?

    DLMC: Dora Leonor es una ciudadana común y corriente; madre de dos
    hijas, casada desde hace más de tres décadas, que siempre ha tenido
    mucha preocupación e interés en la pedagogía y aunque no estoy titulada
    como maestra; me dedico a la enseñanza y hacer valer los derechos del
    niño cubano.

    EDR: ¿Motivos por lo qué no es una maestra titulada?

    DLMC: En primer lugar, porque el estado siempre ha puesto muchos
    obstáculos. En Cuba para alcanzar un título de maestra hay que estar
    vinculado directamente al sistema educativo estatal. Yo soy graduada
    universitaria, licenciada en química. Me gradué como especialista en
    medicamentos. Siempre me interesó mucho la pedagogía. Incluso impartí
    clases de química en escuelas de enseñanza secundaria, preuniversitaria
    y universitaria. A raíz del nacimiento de mis hijas, me interesé más por
    la enseñanza en Cuba, detectando algunas anomalías que en un principio
    no entendía. Ante todo; el maestro cubano trabaja con mucha dificultad.
    No tiene recursos para trabajar, el salario es muy bajo y la preparación
    académica es anticuada; es mi criterio personal. Date cuenta que un
    maestro cubano no viaja. No siempre puede intercambiar experiencias en
    los eventos de pedagogía que se realizan en Cuba.

    EDR: ¿Cuándo comienza a trabajar dentro de la sociedad civil?

    DLMC: Comencé a trabajar en la sociedad civil a raíz de dos cursos
    recibidos en la sección de intereses norteamericana de la Habana, en el
    año 2010 si mal no recuerdo. El primer curso fue sobre la sociedad
    civil, y estuvo impartido por la universidad de Monterrey. El segundo
    sobre liderazgo, fue impartido por la universidad de Texas, El Paso.

    A ambas universidades les estoy muy agradecida, sin esos cursos no
    hubiésemos avanzado tanto. Los presentes allí, descubrimos que podíamos
    hacer un trabajo mucho más serio, pues realmente nos preocupaba el
    aspecto educativo en la niñez cubana. En un inicio pensamos en trabajar
    con niños de primer grado; actualmente lo hacemos con la enseñanza
    pre-escolar.

    El primer aspecto fue investigar ¿Cómo funcionaba realmente el sistema
    educativo cubano con respecto a los estándares de la UNESCO y la UNICEF?
    La enseñanza cubana un poco que se ha particularizado.

    Nos preocupó grandemente si esa característica tan especial de la
    educación en Cuba se ajustaba a los parámetros internacionales. Nos
    dimos cuenta que no concuerdan. En primer lugar la educación infantil
    que corresponde a los niños de cero a cinco años, no cumple cabalmente
    con los parámetros internacionales propuestos por la UNESCO y por la
    UNICEF; de los que Cuba forma parte. Cuba es miembro de ambas organismos
    de la ONU.

    Sin embargo, no cumple adecuadamente con sus instrucciones y
    orientaciones metodológicas. Los niños en la escuela deben adquirir
    diversas habilidades, entre ellas la comunicación.

    Hemos detectado que los niños cubanos en su gran mayoría tienen un
    vocabulario muy limitado. Observa la televisión y verás el pobre
    lenguaje de los espacios infantiles hechos en el país. Les hablan a los
    niños como si fuesen tontos; usando un vocabulario muy reducido.

    Los que trasmiten los mensajes no tienen una preparación adecuada para
    este fin. Como cubana comprendo que hay limitaciones en Cuba, pero no es
    pretexto para trabajar con tan poca calidad. Hay países más pobres que
    el nuestro que facturan programas de más calidad con menos recursos.

    Por otra parte; educación no es solamente mandar el niño a la escuela.
    Educación es también seguridad escolar, medio ambiente escolar,
    desarrollo del niño, desarrollo de sus potencialidades. Son aspectos, no
    todos cumplidos en Cuba. En Cuba no se les desarrollan a los niños
    habilidades que promueve la UNESCO desde hace años. Cuba comete
    infracciones y transgresiones en algunos convenios de la UNESCO.

    Uno es el referido principalmente a la discriminación de la enseñanza.
    Cuba tiene en su reglamento escolar reflejado que el pensamiento
    ideológico del niño influye en su valoración. Se considera una falta muy
    grave el pensar en desacuerdo con la ideología existente. Eso es una
    violación del convenio internacional de la discriminación de la UNESCO;
    pues como el niño piense no es incumbencia de nadie: excepto del niño y
    su familia. El estado no puede decir cómo el niño debe pensar. Al
    hacerlo está violando la convención sobre los derechos del niño y la
    convención contra la discriminación racial y la enseñanza de la UNESCO.

    EDR: ¿Qué papel juegan los niños en la vida de Dora?

    DLMC: Cuando me tocó ser madre hace 23 años atrás, comencé a pensar
    detenidamente en la infancia. Siempre he creído que uno tiene que buscar
    que el niño sea feliz. Si el niño no quiere ser ingeniero, uno tiene que
    respetarle eso. Eso siempre lo supe, pues conmigo lo hicieron
    afortunadamente. Siempre respetaron mis decisiones por lo tanto, empecé
    ayudándolos al darme cuenta de la gran problemática que enfrentaban los
    niños con la educación y, los convertí en el centro de mi vida.

    EDR: ¿Que es la Asociación Cubana para el Desarrollo de la Educación
    Infantil o por sus siglas, ACDEI?

    DLMC: ACDEI es la organización que dirijo. La misma pretende asesorar
    pedagógica y jurídicamente en todo lo posible a padres, educadores y
    maestros; para lograr que el niño cubano se desarrolle al máximo.
    Nuestra función no es cuestionar lo que el gobierno hace; como ellos
    dicen. En un inicio queríamos trabajar con los maestros del gobierno
    para ayudar a que fueran más eficientes. Nos dimos cuenta que al estado
    no les convenía de que estuviésemos al tanto de lo que hacían. Las
    personas que integramos la organización, retomamos nuestra meta y
    nuestra misión trabajando en base a los niños, a quienes dispensamos
    toda prioridad.

    EDR: ¿La Asociación Cubana para el Desarrollo Infantil como organización
    ha llegado a merecer el reconocimiento del gobierno cubano?

    DLMC: Saben que existimos; pero no creo que nos hayan reconocido ni
    mucho menos. Lo que sí nos inscribimos en la oficina de asociaciones del
    ministerio de justicia.

    EDR: ¿La Asociación Cubana para el Desarrollo Infantil tiene o persigue
    algún objetivo político?

    DLMC: No tenemos nada que ver con la política. Respetamos la forma de
    pensar del niño. Recuerda que el niño puede ser hijo de una persona que
    simpatice con el gobierno, o todo lo contrario. Te pongo un ejemplo.
    Tuvimos el caso de una madre policía que su hija no avanzaba en la
    escuela. Esa madre no sabía que yo pertenecía a la organización ACDEI.
    Atendimos a su hija, le aconsejamos que la pusiera en esgrima y hoy día
    esa niña ha obtenidos excelentes resultados en el deporte. Cuando esa
    madre me ve se deshace en besos y abrazos.

    En el propio barrio se nos han acercado personas que sabemos que son
    informantes del gobierno. Han presentado determinado problema con sus
    hijos y les hemos atendido y aconsejado sin ningún tipo de prejuicio;
    porque el niño no es participe de la política del país. Si quiere
    participar en ella, es su decisión y no la nuestra.

    Nosotros nos limitamos a ayudar al niño y a velar por su integridad
    basándonos en los convenios internacionales establecidos, que Cuba ha
    firmado. Nosotros sabemos que en Cuba hay trabajo infantil de la peor
    forma; aunque el gobierno diga que no. Hay niñas prostitutas; eso es
    trabajo infantil. En un informe enviado recientemente al comité sobre
    los derechos del niño; incluimos investigaciones totalmente serias donde
    se demuestra que en Cuba existe prostitución infantil, tanto de niñas
    como de niños. Incluso: En Cuba se han vendido niñas a extranjeros. Todo
    lo expuesto lo sustentamos con un riguroso estudio bibliográfico de
    escuelas primarias y secundarias. Nosotros no nos hemos guiado por lo
    que diga nadie. La política no juega ningún papel en nuestro trabajo.

    EDR: La infancia cubana mirada a través de los ojos del mundo. ¿Su
    opinión al respecto?

    DLMC: Es bien vista. En primer lugar en Cuba hay una educación
    universal. Con todos los problemas que tiene es un gran logro y un
    mérito importante. El acceso a la salud pública también es un logro
    importante del gobierno.

    ¿Dónde está el problema? El problema está en que a los ojos del mundo el
    niño en Cuba es muy protegido; pero cuando tú indagas en la legislación
    te das cuenta que empiezan a aparecer las fallas. El mandato 40 de la
    constitución establece que: “La niñez y la juventud gozan de especial
    protección por el estado en la sociedad”.

    Sin embargo en el artículo 53 plantean que: “Toda manifestación de
    expresión pública debe ser bajo los principios del estado socialista”.
    El artículo 62 dice que: “Todos aquellos hechos que apoya el estado en
    la constitución no tienen validez si afectan de alguna manera al estado
    socialista”.

    Eso quiere decir que si el niño manifiesta algo en contra de Fidel o un
    miembro del gobierno, ya perdió todo el derecho que tenía bajo el
    mandato número 40. Sencillamente yo te quiero, pero si me disgustas te
    quito del medio.

    EDR: ¿Ha participado en eventos internacionales?

    DLMC: Recientemente sí para mi sorpresa. Debo decirlo así. Presentamos
    un informe que nos pidieron las madres. El informe de los niños se
    llama: PROTOCOLO FACULTATIVO DE LOS NIÑOS EN LOS CONFLICTOS ARMADOS. Es
    uno de los protocolos que pertenecen a la convención sobre los derechos
    del niño.

    En ese momento no le dimos importancia porque pensamos que en Cuba no
    había ningún problema, porque no estamos en ningún conflicto armado. En
    ese momento no nos tomamos el trabajo de leerlo. Cuando varias madres
    vinieron a vernos para quejarse del problema con el servicio militar en
    el país, empezamos a interesarnos.

    Para nuestra sorpresa, hay más problemas de los que pensamos. En Cuba no
    hay objeción de conciencia. Eso quiere decir que si el niño no desea
    hacer un trabajo militar, está obligado a hacerlo por la legislación del
    país. Incluso, la convención no tiene establecida la objeción de
    conciencia pero el niño tiene una serie de derechos. La convención no lo
    contempla, pero él puede decidirlo. Ya hay países como Australia, países
    latinoamericanos como Perú, donde existe la objeción de conciencia.

    EDR: ¿El pacifismo que significa para usted?

    DLMC: Yo no entiendo porque Cuba tiene un ejército. Te lo digo de
    corazón. Costa Rica no lo tiene y le va perfecto. Es verdad que ha
    habido conflictos entre Cuba y Estados Unidos. En playa Girón fueron
    cubanos los que vinieron, no americanos. La explosión del barco la
    Coubre es bastante cuestionable. No se ha aclarado finalmente si fue un
    sabotaje.

    El hundimiento de barcos en Cuba con niños dentro, no lo entiendo. Cómo
    el gobierno va a permitir que hundan un barco. Ya han hundido dos; el
    del río Canimar en la década del 80 y el remolcador 13 de marzo. Si eso
    es pacifismo, que Dios me perdone. A mi criterio: yo preferiría un
    cuerpo coercitivo militar supeditado a la ciudadanía y no a la inversa.

    La policía en todo el mundo depende de los impuestos que pagan los
    ciudadanos. Un cuerpo militar con recursos, como he podido ver en otros
    países; que tener tanto armamento y tropas que gastan un dineral que
    puede usarse en el desarrollo del país, para convertirlo en un Japón del
    Caribe.

    EDR: ¿Que es Cuba para usted?

    DLMC: Mi amado país. Es la patria por la cual estoy trabajando desde una
    guardería infantil. Es el lugar que quiero ver plagado de libertades
    plenas para nuestros niños.

    EDR: Gracias una vez más Dora por su tiempo. Créame que me voy emocionado.

    DLMC: Gracias a ustedes una vez más.

    Source: No olvidemos a los niños y jóvenes cubanos – Misceláneas de Cuba

    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/553f813c3a682e0b28a4ee74#.VUDfKyGqqko

    Tags: , , , , , , , ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *