Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    Alma Máter

    Alma Máter
    Se ha estigmatizado a la mujer como la que debe desempeñar todos los
    roles posibles sin quejarse, resolver los problemas de los demás,
    dejando los suyos de lado
    martes, marzo 10, 2015 | Marcia Cairo

    LA HABANA, Cuba. -Más allá de que, de las mujeres cubanas, un 65,2 % son
    graduadas universitarias, el 66,8% conforma la fuerza técnica y
    profesional, y de ser además el 45,8 % de la dirigencia del país, es un
    hecho que ellas cargan el triple de labores en sus espaldas. Ya no hablo
    del cuidado de los hijos, sino también de las cadenas que vienen
    aparejadas con el cuidado de los padres y los parientes ancianos. El
    trabajo en la calle se comparte con el doméstico. Las mujeres cubanas no
    deben sentir cansancio ni hastío, les toca hacerlo por definición.

    A pesar de que muchas amas de casa lo son por decisión propia, hay
    cierto número que deben serlo por fatalismo. Casi siempre es la madre la
    que debe cuidar al hijo accidentado o enfermo, la misma que ayuda al
    desarrollo profesional del marido, haciéndolo crecer, aun cuando en
    muchos casos éste prefiera tener sexo con la secretaria de turno, o la
    mujer sexy que levante en la calle. Muchas han tenido que dejar la su
    trabajo para cuidar a su madre que padece de Alzheimer, porque aún no se
    ha creado una institución que se ocupe de estos enfermos.

    Resulta difícil combinar la elegancia con la búsqueda del sustento
    diario, o hay que gastar el poquito dinero en un tinte de pelo, o se
    compra comida para la familia. Los elevados precios en los servicios, no
    permiten a las mujeres ser bellas después que rebasan los cincuenta,
    sesenta, la piel se agrieta por la mala alimentación, la falta de
    vitaminas, el ajetreo con las bolsas de compra, las guaguas, el clima,
    la falta de ejercicios en un gimnasio decoroso, afectan su imagen.

    Sin embargo, las más abandonadas son las ancianas, es lastimoso ver como
    muchas mujeres de más de setenta años, se dedican a cuidar baños, a
    vender mercaderías de todo tipo en las calles, a mendigar y recoger de
    los colectores de basura para poder sobrevivir. Las familias las usan
    para hacer mandados en la bodega, para cuidar a los nietos, sin pensar
    que todavía ella podría tener un proyecto de vida.

    Son inseguras sus vidas, con paupérrimas jubilaciones, que no les
    alcanzan para lo más elemental, la alimentación. No hablemos de pagar un
    refrigerador chino a plazos, o costear medicamentos.

    Las ancianas que ingresan en hospitales, y que no tienen familia ni
    acompañantes, no reciben un trato adecuado por parte de asistentes ni
    personal de enfermería; pueden permanecer sucias por largas horas, pues
    a los enfermeros hay que pagarles para que las limpien. Ellas fueron
    jóvenes y bellas en el pasado, pero la decrepitud parece ser signo de
    indignidad para estos trabajadores.

    Un negocio lucrativo es la prostitución, donde muchas sacan jugosos
    dividendos con sus cuerpos. No obstante, ellas son en realidad la
    víctima, las que sufren violencia física-psicológica por parte de sus
    proxenetas, las que resultan muchas veces violadas.

    Se ha estigmatizado a la mujer como el “Alma Máter”, la que debe
    desempeñar todos los roles posibles sin quejarse, resolver los problemas
    de los demás, dejando los suyos de lado.

    Source: Alma Máter | Cubanet –
    http://www.cubanet.org/mas-noticias/alma-mater/

    Tags: , ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *