Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    Qué justifica el levantamiento del embargo?

    ¿Qué justifica el levantamiento del embargo?
    LUISA RODRÍGUEZ GRILLO | Madrid | 10 Jun 2014 – 9:16 am.

    Lo primero que me viene a la mente es que el embargo, como ya he analizado en otras ocasiones en este diario, fue la respuesta legítima del gobierno de EEUU ante las confiscaciones de los bienes de las empresas de ese país radicadas en Cuba mediante la Ley 890 de1960. Esta afirmación se basa en que las llamadas “nacionalizaciones” del gobierno revolucionario no cumplieron las normas básicas de esta institución jurídica, a saber:

    · No pueden tener carácter discriminatorio para los extranjeros, es decir, no puede colocar a éstos en una situación desventajosa solo por el hecho de ser nacionales de otro país. Estas llamadas “nacionalizaciones” colocaron a los afectados en una situación de indefensión al imposibilitar la posibilidad de reclamar ante los Tribunales de Justicia.

    · El pago de una indemnización a los expropiados. La responsabilidad internacional derivada del incumplimiento de esta obligación se inició con el acuerdo firmado entre México y EEUU el 19/11/1941 por el cual el gobierno mexicano se obligó a pagar la suma de 40 millones de dólares para saldar las reclamaciones de los daños ocasionados por las leyes de reforma agraria promulgadas entre 1927 y1940. Estos acuerdos proliferaron durante las décadas de los años 40 y 50 ante situaciones similares. Cuba se ha mantenido al margen de la Ley y la costumbre internacional al no indemnizar a los propietarios afectados.

    · Las nacionalizaciones deben tener la finalidad de transformar los bienes nacionalizados en beneficios para el país. Nada más lejos de lo que sucedió en Cuba, cuya economía no ha cesado de caer en picado durante 55 años. En fin, las llamadas “nacionalizaciones” se realizaron como represalia ante la decisión del gobierno norteamericano de reducir la cuota de azúcar que ese país compraba a Cuba, en respuesta a las confiscaciones realizadas a través de la Reforma Agraria.

    Es necesario añadir a lo anterior que la Declaración de los Derechos Humanos prohíbe la confiscación y que, asimismo, la mayoría de los países han eliminado la confiscación de sus ordenamientos jurídicos; de hecho, la Constitución cubana de 1940 la prohibía.

    Cuando se comete una transgresión tanto del Derecho nacional como internacional, existen penalizaciones para los infractores, una de las cuales puede ser el embargo comercial, es decir, la prohibición del comercio y transporte de determinadas mercancías.

    De todos es sabido que la causa de que Cuba se encuentre en una desastrosa situación económica no es el embargo. A través de los años el país fue subvencionado por el campo socialista, principalmente por la antigua Unión Soviética. Al cambiar la situación de estas naciones apareció el venezolano Chávez como benefactor y proveedor.

    La causa de todos nuestros problemas son los hermanos Castro, quienes sometieron al país a un régimen de economía centralizada cuya ineficacia es evidente para el mundo entero y un sistema político totalitario, de partido único, donde incluso las leyes dictadas por el Gobierno no son respetadas. En Cuba no hay libertad de expresión, todo el que no piense conforme a las directivas del partido es considerado disidente y es reprendido. Baste con señalar que en 1959 había en Cuba 14 cárceles mientras que actualmente suman más de 250 las prisiones y centros de reclusión o de trabajo correccional con internamiento. Las condiciones en que viven los reclusos son infrahumanas. Continúan los mítines de repudio y las agresiones a todos aquellos que tratan de decir la verdad sobre lo que sucede.

    La situación cubana no ha cambiado: por mucho que se esmere el régimen por dar al mundo la idea de cambios, estos no son tales. El país vive, fundamentalmente, de las remesas que envían los emigrantes, pues la economía es totalmente ineficiente.

    ¿Qué ha cambiado en Cuba que justifique el levantamiento del embargo?

    Nada, y no creo que esa medida redunde en beneficio del pueblo cubano a no ser que se exija, como mínimo, el respeto de los derechos humanos. Eliminar el embargo sería un insulto a todos los mártires que dieron sus vidas por la libertad, desde los más de 6.000 fusilados, los miembros de la Brigada 2506, los luchadores que por tantos años se mantuvieron en el Escambray, y más recientemente Orlando Zapata y Oswaldo Payá, entre otros.

    Por otra parte, considero que los firmantes del documento que pide la flexibilización del embargo, según el cual pretenden “apoyar actividades independientes” en Cuba, desconocen la realidad histórica del régimen, o solo piensan en posesionarse en un mercado paralelo, del cual sacarán ganancias, mientras la población sigue sometida al totalitarismo, la injusticia y la falta de derechos elementales.

    Piénsese simplemente en lo ocurrido con las inversiones extranjeras ¿qué beneficio han representado para la población? Apenas prostitución, humillación para los trabajadores que siguen cobrando en moneda nacional, sin valor adquisitivo alguno.

    Para finalizar, veo que la historia se repite, ¿saben que los primeros en abogar por las relaciones económicas con EEUU fueron los comerciantes españoles aún antes de terminar la guerra de independencia? Ellos no pensaron en el pueblo que sufría, solo en la posibilidad de incrementar sus ganancias. Cualquier parecido no es simple coincidencia.

    Source: ¿Qué justifica el levantamiento del embargo? | Diario de Cuba – http://www.diariodecuba.com/cuba/1402384598_8969.html

    Tags: , , , , , , , ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *