Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    Anormalidades, paranormalidades y maravillas del metalenguaje

    Anormalidades, paranormalidades y maravillas del metalenguaje
    JUEVES, 12 DE JUNIO DE 2014 11:41 ESCRITO POR JUAN GONZALEZ FEBLES

    Cuba actualidad, Lawton, La Habana, (PD) El espacio en la sociedad
    cubana donde no existen exclusiones ni discriminaciones ha sido y es, el
    precario espacio ocupado por la siempre perseguida oposición interna, la
    prensa independiente y el conjunto de organizaciones que con esta se
    articulan y se han articulado hasta el momento.

    El testimonio de Manuel Cuesta Morúa de larga trayectoria en las filas
    opositoras, tanto como el del ex preso de conciencia y miembro del Grupo
    de los 75 Ángel Moya Acosta resulta meridiano y claro cuando afirman que
    en el seno de la oposición interna y del conjunto de la sociedad civil
    contestataria cubana no existió nunca ni existen hoy, exclusiones y
    discriminaciones por origen racial, género, etc.

    Otro testimonio tomado para la ocasión fue el de Berta Soler Fernández,
    líder y portavoz de Damas de Blanco Laura Pollán. De acuerdo a lo
    declarado por Soler Fernández, nunca en el seno de esta sociedad civil
    contestataria cubana, se sintió discriminada como mujer o como negra.

    Se trata de que a despecho del carácter inclusivo que caracteriza a la
    oposición interna cubana, su prensa independiente y el resto de las
    organizaciones que la conforman, estas se mueven, nacieron y cumplen su
    rol en las condiciones de una dictadura militar totalitaria que
    consolidó sus amarres durante más de cinco décadas con todas las
    oportunidades para ello.

    Las trampas y las sinuosas ambigüedades creadas por un estado policial,
    condicionen retos impensables en las sociedades democráticas conocidas.
    Los órganos consagrados a la represión, entre los cuales la policía
    Seguridad del Estado ocupa el escalón superior, han impuesto
    determinadas premisas que aunque debían ser tomadas en cuenta, en
    ocasiones no lo son.

    Leí con cierta sorpresa una entrevista realizada con profesionalidad por
    Reinaldo Escobar a un viejo conocido, me refiero a José Antonio
    Fornaris. La entrevista se titula “Una prensa libre en un país normal” y
    fue publicada en 14ymedio el 05-06-14 pasado.

    Me pregunto, ¿qué credibilidad podría aportar alguien que en determinado
    momento se avino a participar como testigo de cargo en un proceso
    amañado que tuvo lugar ante los tribunales castristas, en ausencia total
    de las garantías procesales reconocidas por el mundo?

    La respuesta coherente es, ninguna. Entonces ha llegado el momento de
    remitirse al carácter inclusivo de la sociedad civil contestataria
    cubana. Digamos que esta no pide la inmolación de nadie para colaborar
    con la prensa nacional independiente en cualquiera de sus variantes o
    para aportar algo a la lucha por la democratización. Pero aun así, hay
    elementos que no pueden ser pasados por alto.

    Cuando se pacta cualquier colaboración con los órganos represivos del
    régimen militar cubano, es como cuando de acuerdo a las leyendas
    antiguas, se pacta con el Diablo. Quien por alguna circunstancia haya
    pactado, estará atado a ese compromiso hasta que un accidente, una
    repentina enfermedad o cualquier otra circunstancia pongan término al
    compromiso con la muerte. Si se trata de ex miembros de estos cuerpos
    represivos que hayan jurado lealtad eterna al César o a su “revolución
    socialista”, la circunstancia será aún más drástica en sus connotaciones.

    Entonces el carácter inclusivo de la sociedad civil contestataria cubana
    impone su superioridad humana, no exige inmolaciones ni cosa altisonante
    alguna. Brinda la oportunidad para que cada quien alcance la remisión de
    su pasado, pero todo siempre condicionado a la idea y la posibilidad
    real de que el “Diablo”, en su momento, no dejará de exigir su parte.

    Hechas estas necesarias salvedades, podemos pasar a las maravillas en el
    uso del metalenguaje oficial de ocasión, presentes en la entrevista.
    Digamos que la realidad objetiva que en la actualidad existe sobre el
    terreno en Cuba, evidencia la presencia de periodistas independientes,
    periodistas oficialistas, blogueros entre los que también existen
    oficialistas y la llamada oposición leal.

    Entre ellos, existe un sector que es favorecido con un marketing que le
    sobredimensiona. Este sobredimensionado sector y me remito a la
    definición usada con sabiduría para la ocasión por el colega Iván García
    Quintero, resultó aún más sobredimensionado a partir del uso y abuso del
    dinero y los recursos materiales que nunca fueron puestos en función de
    aquella prensa independiente y aquella oposición que fueron leales a sí
    mismas y a los ideales que las sustentaron en medio de presidios,
    represiones y persecuciones sin cuento.

    Es en este momento en que aparece el señor Saladrigas a quien en algunos
    ambientes Cuba adentro llaman “Charly el católico”. Él es “la mano que
    mueve la cuna” y parece estar al frente de la pandilla adinerada de
    mercachifles que integra. Ya están listos para sufragar los gastos de la
    sucesión castrista colocando adecuadamente las piezas de su escena
    mediática.

    Desde la segunda pregunta en la entrevista se evidencia el hábil manejo
    del metalenguaje oficial y se extrapola la realidad cubana con la
    realidad de Holanda que parece ser el espacio ideal, para diluir algunos
    aspectos molestos para el nuevo discurso ¿oficial? Los ejemplos que
    toman a Holanda como patrón referencial han sido usados entre otros
    vendedores mediáticos por la heredera Mariela Castro. Ella vendió por
    primera vez la legalización de la prostitución al uso neerlandés, eso,
    en el espacio doméstico de miseria creado por sus mayores.

    En esta segunda pregunta, se llega a comparar al periodista “free lance”
    que en Holanda escribe para una revista de modas, con alguien que desde
    Cuba atado a la aprensión y el peligro que esto representa, informa
    sobre represiones, las condiciones infrahumanas de las cárceles cubanas
    o sobre epidemias o la intoxicación de personas de escasos recursos.

    La respuesta también es una pieza magistral que castra limpiamente a la
    prensa nacional independiente de contenido político. La misma establece
    un límite exclusivamente semántico al término que marca la opción
    política que llevó a la cárcel a tantos. La última afirmación es una
    pieza maestra del género: “No creo que el término dependa de
    consideraciones políticas”. ¡Magistral!

    El medio en que se mueve la prensa nacional independiente cubana, es
    todo menos normal. Se trata de la combinación diabólica de
    anormalidades, paranormalidades y piruetas maravillosas en el empleo del
    metalenguaje oficial al uso.

    Muy significativo que José Antonio Fornaris por fin se haya definido.
    Mucho más que lo haya hecho desde 14ymedio. Las tierras se deslindan.
    ¡Bravo!

    Para Cuba actualidad: j.gonzalez.febles@gmail.com

    Source: Anormalidades, paranormalidades y maravillas del metalenguaje |
    Cuba noticias actualidad.Periodismo independiente. –
    http://www.primaveradigital.org/primavera/politica/54-politica/10836-anormalidades-paranormalidades-y-maravillas-del-metalenguaje.html

    Tags: , , , , ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *