Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    Jineteras en pesos cubanos

    Jineteras en pesos cubanos
    Mujeres “buena, bonita y barata”, como cantaba Beny Moré, se buscan en
    los portales de la calle Monte
    viernes, enero 31, 2014 | Reinaldo Emilio Cosano Alén

    LA HABANA, Cuba – Las autoridades coloniales jamás imaginaron que los
    portales de edificios y viviendas de La Habana extramuros, construcción
    obligatoria para proteger a los transeúntes del sol, lluvia y rocío
    nocturno tendrían otro uso, también muy humano.

    E.O. F., de 3l años, cuenta sobre la notoriedad, aunque no exclusiva, de
    los portales de Monte. O, mejor decir, MOnte y Cienfuegos, la esquina
    del pecado.

    -Existe un secreto comercio después de las once de la noche. Antes no
    encuentras nada. Hace unos meses se estacionaban mujeres bonitas de
    diferentes edades y razas. Acosaban a los hombres invitándonos “a pasar
    un buen rato”. Se sabía qué hacían allí y a qué iban los hombres a esa
    hora. Oficio fácil de reconocer por la forma de caminar, faldas muy
    cortas, ropas apretadas, colores intensos en labios, cejas, pestañas.
    Ajustabas precio con pocas palabras. La acompañabas al cuarto cercano y
    pagabas el alquiler. Al final se pagaba. Se pasaba un buen rato-.

    EOF expone una curiosidad: -No hay comercio homosexual y de travestis
    con intermediarios. No por discriminación. Han encontrado su espacio
    medio-tolerado en la avenida del Malecón, heladería Coppelia y otros
    lugares de la capital, aunque a veces la policía les hace pasar sus
    sofocones.

    -Ahora no ves a ninguna en los portales. Está el intermediario. Se
    acerca, pregunta: -¿Buscas chica? Las hay buenas, bonitas y baratas.

    Cinco CUC (divisa interna; un CUC=25 pesos) para la jinetera, un CUC
    para el tercero y otro CUC para una hora del alquiler del cuarto en
    algún solar [nombre de las cuarterías de La Habana]. Por lo general
    pequeño, medio oscuro, caluroso, poco aseado.

    -Entras y seis o siete mujeres que un instante antes charlaban, reían,
    bebían entre bocanadas de humo se ponen de pie. No por cortesía sino
    intencionadamente sobándose los senos, mordiéndose los labios,
    intentando ser escogida. Cuesta trabajo decidirse, pero hay que escoger
    rápido, pagas por una hora y no puedes pasarte de tiempo. Afuera dos
    forzudos guardianes aplicarán llaves y retorcerán brazos a quien
    pretenda extralimitarse o no pagar.

    Subimos a la barbacoa [entrepiso improvisado, para aumentar el espacio].
    Generalmente hay dos cuartos separados por un tabique de madera que
    traspasa jadeantes susurros o permite imaginar posturas. Cuartos no muy
    higiénicos. La misma sábana toda la noche. A veces ni agua para lavarse.
    Tampoco toalla sino papel periódico. Pregunto a “Violeta”, mi ocasional
    compañera sobre la posibilidad de enfermar de sida. Respuesta inmediata:
    -¡Sin condón, nada!

    Alejo Carpentier (1904-1980), escritor y musicólogo cubano llamó a La
    Habana “La Ciudad de las Columnas” (1970) (*). Los portales de viviendas
    e importantes establecimientos comerciales estaban muy iluminados al
    anochecer en las calzadas Monte, Reina, Belascoaín, Paseo del Prado,
    Diez de Octubre. Tantos que era puro gusto pasearse por los portales y
    contemplar los escaparates llenos, hoy, ruinosos, en penumbras, con
    muchos vacíos por lamentables derrumbes patrimoniales.

    -¿Por qué las jineteras –palabra que aceptan con naturalidad- han
    desaparecido de los portales? Responde “Violeta”:

    La policía aumenta la represión por racha contra el jineterismo
    [prostitución]. A veces resolvemos con unos fulitas (CUC). ¡Pero si
    están de…P, ni eso! Nos agarran y no paramos hasta la cárcel. La
    situación está dura. Pero muchas y muchos vivimos de esto.

    Un informe de la Ministra de Justicia publicado en el sitio de la
    Cancillería en octubre del pasado año señala que 241 personas fueron
    procesadas por el delito de proxenetismo. De ellas, 224 fueron juzgadas.
    Antiguamente la prostitución estaba relegada y controlada por las
    autoridades en las llamadas Zonas de Tolerancia, hoy se desparrama por
    la ciudad.

    -¿Y si la policía las sorprende en el cuarto?

    “Violeta responde:

    -Todos los oficios tienen riesgos. Probaríamos suerte diciendo que somos
    amigas que celebramos el cumpleaños de una de nosotras, ¡y que Dios nos
    proteja!

    cosanoalen@yahoo.com

    Source: Jineteras en pesos cubanos | Cubanet –
    http://www.cubanet.org/actualidad/actualidad-destacados/jineteras-en-pesos-cubanos/

    Tags: ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *