Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    Turismo para disparar las últimas balas

    Turismo para disparar las últimas balas
    LUNES, 11 DE NOVIEMBRE DE 2013 00:11 ESCRITO POR RAMÓN DÍAZ MARZO

    Cuba actualidad, Habana Vieja, La Habana, (PD) Por estos días he podido
    conversar amigablemente con turistas que vienen a Cuba a pasarse largas
    temporadas. Hablan perfectamente el español, y les gusta Cuba por
    diferentes razones. Me han demostrado que son gente chévere, pero tienen
    un defecto: critican a los cubanos porque hablamos mucho.

    Estos dos turistas franceses que conocí recientemente ya son personas de
    la tercera edad, y como seres sexuales, en sus países no existen. En
    cambio, aquí en Cuba, con las necesidades económicas que enfrentamos,
    son reyes.
    Vienen a Cuba a follar este par de viejos: un francés y una francesa. No
    estoy hablando mal de ellos pues follar no es delito, falta de respeto,
    ni ofensa contra nuestra nación.

    Follar, en Cuba, siempre ha sido un deporte nacional, y sería un egoísmo
    de mi parte pretender que los turistas vengan a Cuba y no follen con las
    cubanas y los cubanos. Además, los ingresos que nuestros compatriotas
    obtienen en este renglón de la economía son estimulantes para la renta
    nacional. De manera que si no fuera por los cubanos que follan con
    hombres y mujeres que vienen de otras latitudes, qué jodidos, con esa
    fuerza más, estarían los recursos de nuestra nación.

    No negamos que el francés, a pesar de sus 55 años, físicamente se
    encuentra en óptimas condiciones, algo que no sucede con ella, quien,
    quizás por ser madre de varios hijos, está un poquito deteriorada; algo
    así como que ya se encuentra en la antesala de la ancianidad, pero con
    la suerte de tener su dinerito para gastárselo en Cuba.

    No sabemos exactamente con quién está follando la francesa, pero está
    follando. En cuanto al francés sí tenemos todo tipo de detalles de un
    gran amor que lo ha dejado medio turulato. El gran amor en cuestión es
    una linda santiaguera que lo atrapó cuando le orquestó en una cama la
    Quinta Sinfonía de Beethoven con Barry White y Los Papines.

    Cuba, antes de la revolución del 59, no era una potencia sexual.
    Existían los prostíbulos, pero las trabajadoras sexuales de aquellos
    tiempos no tenían tantas necesidades como las “jineteras” de nuestros
    días, capaces de cabalgar sobre cualquier dimensión con tal de
    solucionar dificultades alimenticias y agenciarse todo tipo de
    tecnología de punta únicamente proveniente de los países donde se
    practica el capitalismo “salvaje y brutal”.

    El amigo francés quiso explorar, como un conquistador colonialista,
    dónde estaban los “mangos bajitos” cubanos. Y descubrió que los “mangos
    bajitos” (frutos del árbol equivocado del totalitarismo) ya están más
    que descubiertos y dislocados por toda nuestra ínsula caribeña.

    De manera que a nuestro francés, que vino a Cuba a follar y continuará
    follando por los próximos meses y años (porque dinero tiene para vivir
    en Cuba), se lo follaron, se lo están follando, y se lo follarán, por la
    sencilla razón nacional de que todos los cubanos sexualmente disponibles
    quieren y necesitan chocar con la moneda dura.

    Nuestras “jineteras mambisas del siglo XXI” no creen ni en la madre de
    los tomates. Tienen el corazón blindado con un metal más resistente que
    el acero, y se follarán al mundo entero si es necesario en nombre de la
    pasta, la guita, el money, la lana, y todos los caminos que conduzcan a
    Don Dinero.

    Así que no nos asombremos de que futuros franceses, ingleses,
    austríacos, alemanes, gringos o italianos sucumban entre las redes
    amorosas pero letales de nuestras sandungueras cubanas.

    Y ahora el francés, a pesar de que se está follando a todas las lindas
    mulaticas de La Habana Vieja, y dondequiera que llega le ofrecen la
    garantía de una amistad, sólo sabe hablar de la santiaguera.

    Y este francés es quien dice que los cubanos hablamos mucho.

    Para Cuba actualidad: ramó n597@correodecuba.cu

    Source: “Turismo para disparar las últimas balas | Cuba noticias
    actualidad.Periodismo independiente.” –
    http://www.primaveradigital.org/primavera/cuba-sociedad/sociedad/9108–turismo-para-disparar-las-ultimas-balas.html

    No tags for this post.

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *