Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    Ministra cubana desinformada

    Ministra cubana desinformada
    LUNES, 04 DE NOVIEMBRE DE 2013 00:18 ESCRITO POR OSCAR SÁNCHEZ MADAN

    Cuba actualidad, Cidra, Matanzas, (PD) María Esther Reus, la ministra de
    Justicia, no está bien informada. Durante la reciente presentación de un
    informe sobre el enfrentamiento jurídico-penal a la trata de personas y
    otras formas de abuso sexual, emitió criterios que no se ajustan a
    nuestra cruda realidad. Para ella, la mayor de las Antillas es un
    paraíso terrenal en dicha materia.

    A diferencia de lo que expresó ante diversos medios de prensa,
    acreditados en La Habana, es más que evidente que el Estado cubano no
    garantiza al pueblo el disfrute de todos sus derechos humanos y que la
    explotación sexual en Cuba está probada con hechos irrefutables.

    Un régimen totalitario que condena a muchos de sus ciudadanas y
    ciudadanos a vivir en la miseria y desamparados, fomenta el deterioro de
    los valores espirituales más preciados. La honestidad, el patriotismo,
    la laboriosidad, el humanismo, la solidaridad y la justicia fueron
    hechos polvo por el régimen castrista. Pero eso no lo reconoce la señora
    ministra.

    Nuestro país se ha convertido en una sociedad de sálvese quien pueda en
    muchos aspectos.

    En la Cuba real, no en la que la dictadura exhibe en la televisión,
    crece el número de personas que se ganan el sustento diario a cualquier
    precio.

    La penosa situación económico-social-espiritual que enfrenta una nación
    donde los niveles de divorcios, alcoholismo y suicidios son de los más
    altos del mundo, ha obligado a muchos jóvenes de ambos sexos a
    prostituirse. Este fenómeno comenzó a visualizarse, en los años 90,
    cuando se inició el denominado Período Especial, profunda crisis que ha
    afectado a amplios sectores de la sociedad.

    Cierto es que la prostitución generalmente no se ejerce de maneras
    individual y espontánea. La organizan proxenetas que colaboran entre sí,
    muchas veces con la anuencia de la policía. Las prostitutas y sus
    chulos, trabajan de forma permanente en zonas turísticas, etc. Muchos de
    ellos, además de practicar el sexo, como negocio, sirven de confidentes
    de la policía. Así conservan su lucrativo empleo.

    En el caso de las muchachas más jóvenes –a veces menores de edad-
    colaboran con la policía voluntariamente, o lo hacen como resultado de
    la grosera extorsión de que son víctimas. Son conocidos muchos de estos
    casos en el territorio nacional. Sus victimarios tienen un poder tal,
    que fiscales y jueces no les exigen el cumplimiento de las leyes, porque
    les temen.

    La impunidad está de moda en Cuba. De ahí que sean casi nulas las
    denuncias formuladas en este sentido, atendidas conforme a la ley, en
    instituciones estatales. Han sido sancionados algunos agentes, pero de
    acuerdo con la realidad que la ministra de Justicia desconoce, las
    cárceles deberían estar llenas de militares corruptos y abusadores.
    Bastaría interrogar a las víctimas y a oficiales de la policía honestos,
    para saberlo.

    No pocos son los hombres -sobre todos jóvenes- que organizan y dirigen a
    las prostitutas, a las que muchas veces estafan. Algunos venden sus
    cuerpos a nacionales y extranjeros, siempre que les proporcionen una
    buena mesada.

    Informó la ministra que en el pasado año los hechos de abuso sexual
    contra menores de edad fueron pocos -¡allá el que se lo crea!- y que en
    el país fueron juzgadas 241 personas por el delito de proxenetismo.

    Con toda seguridad, esta cifra refleja la tolerancia existente ante un
    grave problema que afecta a la familia cubana, porque ese número no
    incluye a los prostitutos alcahuetes, quienes gozan de absoluta impunidad.

    Se han conocido casos de abusos de menores que han sido obligadas a
    ejercer la prostitución. Hay que recordar que engañar a una adolescente
    o niña, que aún no ha madurado, es un fraude que debe ser penado por la ley.

    La televisión estatal, en sus series Día y Noche y Tras la huella, nos
    ha ilustrado al respecto, al exhibir hechos basados en la realidad.

    Resulta bochornoso que nuestro país esté incluido entre los destinos más
    comunes para el turismo sexual. Cuba compite con naciones como Brasil,
    China, Tailandia, Rusia, México, entre otras, en el “arte” de satisfacer
    los apetitos lascivos de turistas extranjeros -la mayoría ancianos- que
    nos visitan cada año.

    El trabajo preventivo que debe realizarse en las escuelas, para
    controlar este dañino fenómeno está contaminado con las mismas
    insuficiencias que han enfermado al Sistema Nacional de Educación. La
    deficiente preparación de los maestros, -jóvenes en su mayoría-, muchos
    de los cuales tienen relaciones sexuales con sus alumnas y alumnos,
    constituye el principal obstáculo en esta labor.

    Para resolver este grave problema social es imprescindible analizar las
    causas que lo engendraron. Asimismo, es necesario estar más informado y
    conocer el asunto a profundidad, para no incurrir en el mismo error de
    la señora ministra María Esther Reus, a quien sus asesores, sin dudas,
    han engañado.

    Para Cuba actualidad: sanchesmada61@yahoo.com

    Source: “Ministra cubana desinformada | Cuba noticias
    actualidad.Periodismo independiente.” –
    http://www.primaveradigital.org/primavera/politica/54-politica/9042-ministra-cubana-desinformada.html

    Tags: , , , ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *