Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    Qué español hablan nuestros jóvenes?

    ¿Qué español hablan nuestros jóvenes?
    [12-09-2013]
    Hugo Araña
    Corresponsal de Misceláneas de Cuba

    (www.miscelaneasdecuba.net).- Triste y lamentable lo que sucede en
    parte de juventud cubana en relación al modo de expresarse. Y no se
    piense que sólo esto sucede en los que viven en los barrios bajos de las
    periferias de nuestras ciudades, que para el Gobierno ni los nombra,
    porque sería aceptar que en Cuba existen esas ciudadelas donde cualquier
    situación degradante entre sus pobladores puede hacerse presente, como
    por ejemplo, la prostitución, el uso y expendio de drogas o ser víctima
    de una agresión.
    Pero bueno, para no apartarme en lo referente al título de esta
    Comentario, comienzo porque cerca de mi hogar está ubicado un pre
    universitario y una secundaria básica que cuando los estudiantes salen
    de sus centros de estudios, aprecio como si salieran de un estadio
    donde se jugó un partido de pelota.

    Y lo compruebo día tras días, sentado en la terraza de mi hogar que
    colinda con la calle que vivo. Esas expresiones, desencantaría al
    menos avezado sobre cómo debe expresarse estos educandos, que por
    cierto, muchos vocablos que usan les cortan la sílaba final, y
    cualquiera pudiera pensar que parecen infantes cuando aprenden a hablar.

    Esta observación desagradable la compruebo ya no sólo entre estos
    jóvenes, sino para más, en personas con ciertos años, que a veces uno
    no entiende lo que dicen, como si desearan imponer otra modalidad
    idiomática, bien lejos de los que nuestros profesores años ha, nos
    enseñaron. Y lo mejor del caso, no sólo en los muchachos, sino hasta en
    las muchachas hacen uso de ciertos vocablos como si estuvieran en
    pleno solar de LA Yuca Agria en el momento de una discusión, y para más,
    acompañado por una sonada risa para acentuar lo que expresan en forma
    soez y chusma, con la creencia de que así son más atractivas.

    Además, el mismo uso de ciertas palabras soeces dicha en alta voz estén
    donde estén son comunes en sentido general en nuestra población. Y no
    les importa si en ese momento pasa por su lado una señora
    cargada de arrugas y canas, ignorando que pudiera sucederle también a
    una o a uno de sus progenitores en similares circunstancias.

    Situación o situaciones como estas, suceden en un gran por ciento de la
    población cubana al caer en semejante y degradante actitudes, que hasta
    la forma de comunicarse y exponer cualquier criterio, dista mucho de lo
    que llamamos Idioma Español, que a veces ignoramos qué lengua es la que
    hablan, que no importa donde se encuentren, ya que sus intenciones es
    hacerse notar como si fueran estrellas tanto del cine como del deporte.

    Pero, ese pero que siempre inquieta, miremos y oigamos como hablan
    también la mayoría de los nuevos maestros de última creación. Hay que
    oírlos, que por supuesto y de cierta manera influyen en sus educandos. A
    la vez en el mismo hogar (que no escapa tampoco) y la escuela, se
    conjuga el dúo perfecto para que con nuestros estudiantes cualquier día,
    necesitemos de un traductor, digo, si deseamos comunicarnos con alguno
    de ellos.

    Y que conste, para quién piense que he exagerado, le sugiero que se
    detenga a la hora de salida de una secundaria o un pre universitario o,
    párese en la cola mañanera para comprar nuestro antipan por la Libreta
    de Abastecimiento que cada día comprobamos que no sabe a nada,
    que parte de la harina y del aceite para hacerlo, lo sacan de la
    panadería y lo venden de contrabando, o súbase a uno de nuestros ómnibus
    y lo comprobará fehacientemente, y tendrá que darme la razón.

    El cubano en sentido general se ha vuelto soez por desgracia. No le
    importa que lo critiquen, que lo juzguen por esa forma de comunicarse,
    que a veces motiva hasta desprecios, o que sea ignorado o apartado de
    un grupo porque no “cuadra” por su comportamiento social.

    Source: “¿Qué español hablan nuestros jóvenes? – Misceláneas de Cuba” –
    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/523172043a682e1228c13b88

    Tags: ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *