Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    Convocan a cazadoras de mosquitos

    Convocan a cazadoras de mosquitos
    Viernes, Septiembre 27, 2013 | Por José Hugo Fernández

    LA HABANA, Cuba, septiembre, www.cubanet.org -El generalato del régimen
    se está mostrando especialmente interesado en incorporar mujeres al
    ejército. En diversos sitios de afluencia pública, en La Habana,
    aparecen por estos días carteles convocando a las jóvenes sin vínculo
    laboral para que se incorporen al servicio militar activo. La
    proposición incluye de entrada dos beneficios pretendidamente
    tentadores: salario inicial de 450 pesos mensuales (el sueldo básico de
    los profesionales en Cuba) y la posibilidad de que las interesadas se
    acojan a la llamada Orden 18, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias,
    que les permite optar por carreras universitarias de su gusto, con
    facilidades de estudios, según sus nuevas circunstancias.

    De pronto, se puede pensar que este proyecto es otro guiño del régimen
    hacia la progresía internacional, cuyos miembros habrán podido notar
    fácilmente el rancio machismo que impera en las fuerzas uniformadas de
    la Isla, donde, si bien no abundan, tampoco faltan las mujeres, pero
    ejerciendo el papel de adornos.

    Se diría entonces que entre las “reformas” para la actualización de su
    particular socialismo, los generales resolvieron al fin otorgarle a la
    mujer el justo sitio entre sus filas. Sin embargo, si tal fuera el
    propósito, queda enrarecido en algunos detalles de la convocatoria. Por
    ejemplo, el sueldo de profesionales (sin serlo) que se les pagará de
    inicio a las jóvenes, no parece estar dirigido a estimular su atracción
    hacia la vida militar, puesto que durante los dos primeros años
    trabajarán como civiles en la campaña vectorial del mosquito, labor que
    ya realizan cientos de miles de mujeres y hombres (por un salario muy
    inferior) sin los requisitos académicos que se les exige a las posibles
    aspirantes a reclutas.

    De modo que estas muchachas no van a servir directamente como
    uniformadas de verde olivo, ni van a estudiar en las academias militares
    para convertirse en técnicas y oficiales del ejército. Según parece, su
    reclutamiento no reportará ningún beneficio directo a las FAR. Son
    convocadas para que asuman un empleo corriente como civiles, por el cual
    recibirán un sueldo de “privilegio”, además de otras facilidades, de
    parte de un empleador que no las necesita.

    Ello deja en el aire algunas dudas, además de dos o tres conjeturas a
    medio cocinar.

    ¿Será que la convocatoria no responde sino a una nueva estrategia para
    enfrentar la práctica de la prostitución, cada vez más creciente y
    escandalosa entre las jóvenes cubanas? ¿Creerán en verdad los generales
    que con un salario equivalente a menos de 20 cuc mensuales, más el
    ofrecimiento de carreras universitarias, van a conseguir reclutar en
    masa a las muchachas para su posterior control bajo régimen militar? Si
    así fuera, ¿por qué convocan sólo a las que poseen doce grado de
    escolaridad? ¿Y por qué tienen que ser los militares quienes asuman una
    tarea de eminente responsabilidad civil? ¿Será que las instituciones
    civiles no cuentan con la suficiente confiabilidad, o con el sobrante
    económico que se requiere para inflar plantillas laborales, sólo por
    favorecer a estas jóvenes?

    Sería de agradecer cualquier esfuerzo que se emprenda tratando de
    contener la tan marcada tendencia a la prostitución que hoy padecen las
    jóvenes cubanas. Pero ciertamente, pagarle un sueldo de profesionales a
    muchachas con nivel preuniversitario para que se ocupen de cazar
    mosquitos durante dos años, no parece ser una salida muy lúcida, ni en
    términos de rescate cívico, ni como respuesta a las demandas de las
    defensoras del género.

    Luego, para colmo, la decisión contiene por lo menos dos pasmosas
    incongruencias. Por un lado, a los que trabajan en la campaña vectorial
    contra el mosquito les han bajado el salario recientemente, y hasta un
    punto en que esas muchachas ganarían casi 100 pesos más que ellos por
    realizar la misma función, pero con menos experiencia. Por otro lado,
    representa un inútil inflamiento de plantilla, justo en momentos en que
    se habla aquí de cesantía para cientos de miles de empleados estatales y
    en los que las autoridades del régimen insisten en la necesidad de
    eliminar puestos de trabajos improductivos.

    Uno puede entender la ansiedad de los generales ante el imperativo de
    sumar adeptos entre esas muchachas. Sobre todo si damos calor a la
    suposición de que la heredera del trono, Mariela Castro, los convenció
    de que cualquier buen oficio que emprendan contra la prostitución, será
    oportunamente retribuido por el elogio de los foros progres y de la
    prensa internacional. Pero nada les costaría trazar mejor sus
    estrategias, para no tirar tan obviamente el tiro por la culata.

    Source: “Convocan a cazadoras de mosquitos | Cubanet” –
    http://www.cubanet.org/articulos/convocan-a-cazadoras-de-mosquitos/

    Tags:

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *