Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    Lo grave de no reconocer los males

    Lo grave de no reconocer los males
    MIÉRCOLES, 14 DE AGOSTO DE 2013 00:08
    ESCRITO POR AIMÉE CABRERA 0 COMENTARIOS

    Cuba actualidad, Centro Habana, La Habana, (PD) El Comité por la
    Eliminación de la Violencia contra las Mujeres de la ONU muestra
    preocupación obvia cuando Cuba, que es miembro del mismo, no asume que
    en la Isla hay prostitución.

    Del tema se ha hablado desde hace muchos años, los testimonios han
    quedado recogidos en la literatura y la cinematografía. La económica es
    la principal causa de la prostitución en Cuba. En ella, las mujeres ven
    la posibilidad de mejorar sus entradas, poder resolver los problemas que
    se acumulan en cualquier hogar humilde.

    Quizás, si se ponen de suerte, pueden hasta conseguir una invitación al
    exterior y quedarse una temporada en otro país.

    Otras, con más fortuna, pueden conocer a hombres que les propongan
    matrimonio y así emigrar y hacerse de una estabilidad, formar un hogar y
    volver cada cierto tiempo a su país como esposa de un extranjero,
    modalidad que se ha convertido, para un sexo u otro, en el ideal de
    realización.

    No importa si hay que adaptarse a otras idiosincrasias, climas e
    idiomas. La experiencia se difundió como el reto a ganar, y con el mismo
    fuego con que un deportista se esfuerza por obtener una de las tres
    preseas olímpicas, los cubanos y cubanas están diseminados por todo el
    mundo. Muchos llegaron a la meta a través del ejercicio de la prostitución.

    Que en Cuba las personas tengan obligación de estudiar hasta el noveno
    grado o que lleguen a cursar estudios superiores y se califiquen como
    profesionales no es impedimento para que practiquen la prostitución.

    En la Cuba actual no es común toparse con estos profesionales de una de
    la más antigua de las labores a plena luz del día. Esos horarios son
    para dormir y recuperar fuerzas. El terrible sol estropea la piel de
    cera de las vampiresas y sus dueños, los que a veces se hacen pasar por
    ser parejas formales para burlar cierta vigilancia que más que cuidar,
    está a la caza de la tajada que dejan caer algunos, necesitados de
    trabajar la noche o la madrugada o que ya tienen cita garantizada.

    De modo general, el gobierno cubano es alérgico a reconocer lo
    incorrecto; lo que pueda desacreditarlo. La fobia a que una organización
    internacional les haga un señalamiento, o se publique una crítica raya
    en lo enfermizo.

    Nadie puede creer que un país del que salen las personas en desbandada,
    sea un paraíso. La ayuda que se necesita para reconstruir un país que
    han dejado destruir con toda mala intención, los oportunistas que “caen
    para arriba”, podría haber llegado si se actuara con honestidad.

    ¿Qué en Cuba no hay prostitución? Esa mentira nadie se la cree. Que el
    gobierno esté en desacuerdo, es una cosa muy diferente a la realidad.
    Basta llegar a ciertos lugares nocturnos, sin importar si son bien
    caros, para ver a una juventud que solo cree en vivir a su manera y lo
    mejor posible. Muchos con la aprobación de la familia que prefiere sean
    los portadores de las mejoras y la prosperidad que sus progenitores no
    pudieron darles.

    “Mi hija es buena, no le aguanto a nadie que hable mal de ella o la
    trate mal porque gracias a ella hemos podido arreglar y amueblar la casa
    que se nos caía encima, vestirnos y comer ¡A mi hija la defiendo a como
    sea!”-dice la madre de una joven que ha tenido varias relaciones con
    extranjeros y a la que algunos vecinos señalan como jinetera.

    Sería mucho mejor que el gobierno cubano aceptara que la prostitución es
    otra fea realidad en este país y que buscara nuevos métodos con otros
    miembros de este Comité de las Naciones Unidas, con vistas a mejorar la
    imagen de sus principales ciudades y la de sus pobladores, sobre todo de
    las féminas, porque las que no son prostitutas tienen que estar a la
    viva, para evitar posibles confusiones de los turistas, que tienden a
    generalizar.

    Para Cuba actualidad: aimeecabcu2003@yahoo.es

    Source: “Lo grave de no reconocer los males | Cuba noticias
    actualidad.Periodismo independiente.” –
    http://www.primaveradigital.org/primavera/cuba-sociedad/sociedad/8309-lo-grave-de-no-reconocer-los-males.html

    Tags:

    Print Friendly
    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *