Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    El pez que se muerde la cola

    El pez que se muerde la cola
    Martes, Agosto 6, 2013 | Por Jose Alberto Alvarez

    LA HABANA, Cuba, 6 de agosto de 2013, José Alberto Álvarez Bravo/
    www.cubanet.org.- Reinaldo Lázaro Martínez Chés no es de origen
    campesino. La falta de una vivienda para su familia le llevó a aceptar
    un apartamento en un edificio de San Nicolás de Bari, en la actual
    provincia Mayabeque, zona cuya economía fundamental depende de la
    agricultura cañera, diversificada a partir del reparto de tierras con la
    aplicación de la Ley 259.

    Para librar el sustento diario de su familia (su esposa, Yeniset Amores
    Aguilera, un hijo de 15 años y tres hijas de 11, 10 y 5 años), Reinaldo
    sale de su casa, acompañado por su hijo, con una guataca al hombro para
    ofrecer su fuerza de trabajo en las labores agrícolas.

    En los días en que la suerte le sonríe, consigue ser contratado por los
    cultivadores privados, devengando un jornal de 30 pesos (no
    convertibles) por una prestación de cuatro horas de labor. En época de
    cosecha, puede conseguir empleo para toda la jornada, devengando 60
    pesos diarios, pero cuando hay exceso de lluvia, Reinaldo regresa a su
    casa con sus bolsillos llenos de frustración. Agua azucarada y un pan de
    apenas 80 gramos le permiten engañar el hambre a toda la familia.

    Con la llamada “actualización del modelo económico”, implementada por el
    gobierno del general- presidente Raúl Castro, la familia Martínez Amores
    no ha resuelto el sustento diario. La inseguridad alimentaria del sector
    agrícola es uno de los flagelos del campesinado cubano, cuya
    erradicación fue prometida por Fidel Castro en su conocido alegato de
    autodefensa La Historia me Absolverá.

    Esperanzado por la flexibilización de las leyes que regulan la
    iniciativa privada en la economía, el matrimonio solicitó un crédito en
    el banco más cercano para establecer una pequeña dulcería, pero le fue
    negado bajo el argumento de que requería tener un año de trabajo en tal
    negocio, para garantizar la solvencia que le permitiera pagar los
    impuestos exigidos.

    El trabajo agrícola eventual absorbe la fuerza de personal diverso,
    entre los que se encuentran policías, bomberos, médicos y funcionarios,
    menores de edad y ancianos jubilados de ambos sexos.

    La depauperación moral de la sociedad cubana actual ha fomentado la
    desaparición de los valores que hicieron próspera la nación en la Cuba
    anterior al castrismo; la prostitución, el juego, el peculado, el
    soborno y la indolencia campean en el entorno donde sobrevive, a duras
    penas, esta familia cubana de estos tiempos.

    Source: “El pez que se muerde la cola | Cubanet” –
    http://www.cubanet.org/noticias/breves-destacados/el-pez-que-se-muerde-la-cola/

    Tags: , , , , ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *