Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    Pedófilo canadiense se declara culpable de abuso sexual a menores cubanas

    Publicado el viernes, 06.14.13

    Pedófilo canadiense se declara culpable de abuso sexual a menores cubanas
    Robert Cribb, Jennifer Quinn y Julian Sher
    The Toronto Star

    Un hombre anciano de Toronto se convirtió en el primer canadiense
    convicto de crímenes sexuales contra menores de edad en Cuba, al
    declararse culpable el viernes de seis cargos, incluyendo las inusuales
    acusaciones de turismo sexual con menores de edad.

    James McTurk admitió haber cometido ofensas contra niñas de incluso 3
    años de edad, durante una breve comparecencia judicial.

    La fiscalía está ahora considerando pedir una orden de delincuente
    peligroso contra el hombre, de 78 años, una medida que podría conllevar
    la toma de varias medidas en contra de McTurk, entre ellas mantenerlo
    detrás de las rejas por el resto de su vida.

    Cuando el juez Charles Vaillancourt le preguntó si era culpable o
    inocente de los cargos — un cargo de hacer pornografía infantil, otra de
    importar pornografía infantil, tres de interferencia sexual y una de
    invitación a tocar con propósitos sexuales— McTurk respondió “culpable”
    en voz baja.

    McTurk fue la primera persona acusada por la Policía de Toronto con el
    inusual cargo de turismo sexual con menores de edad.

    Su caso fue objeto de una investigación del Toronto Star que examinó la
    gran libertad que tienen los delincuentes sexuales para viajar al
    extranjero a cometer sus crímenes, a pesar de la enmienda en el Código
    Criminal del gobierno canadiense que permite el procesamiento de
    personas que viajan al extranjero con el objetivo de buscar sexo con
    menores de edad.

    El viernes, el trabajador postal retirado se convirtió en apenas la
    sexta convicción conocida bajo esa ley, y el primero cuyas ofensas se
    cometieron en Cuba.

    A pesar de dos convicciones anteriores por pornografía infantil —en 1995
    y 1998— y de haber sido incluido en el registro de delincuentes
    sexuales, McTurk podía viajar libremente. El tribunal fue informado de
    que él hizo 31 viajes a la isla entre el 2009 y su arresto en julio del
    2012.

    La Policía de Toronto empezó a investigar a McTurk cuando él fue a una
    tienda a imprimir fotos de un viaje a Cuba, y lo que la empleada vio
    —imágenes de niñas pequeñas, semidesnudas, sin sonreír— la alarmó.

    “A la empleada del laboratorio fotográfico le preocuparon estas fotos
    porque las niñas parecían asustadas”, dijo la fiscal Anna Stanford.

    Se llamó a la policía, y detectives se presentaron con una orden de
    registro a la dirección de McTurk.

    Agentes arrestaron a McTurk el 24 de julio del 2012, en el Aeropuerto
    Internacional Pearson de Toronto a su regreso de otro viaje a Cuba.

    Gráfica evidencia de las imágenes y videos descubiertos en su
    apartamento de North York y en tarjetas digitales que McTurk llevaba
    consigo al ser arrestado fue presentada ante el tribunal. Stanford leyó
    con voz contenida detalladas descripciones de lo que encontraron los
    detectives.

    Las mismas incluían imágenes en primer plano de partes de los cuerpos de
    niñas pequeñas, y de McTurk en situaciones sexuales con las mismas
    niñas. En un video, dijo Stanford, se ve a McTurk entrando su lengua a
    la fuerza en la boca de una niña de 3 años.

    “El tira de ella hacia sí mientras ella parece resistirse, e inserta
    repetidas veces su lengua en la boca de la niña”, dijo, leyendo una
    declaración concertada de los hechos. “Entonces él da un caramelo a la
    niña y la deja ir”.

    En una entrevista con detectives, McTurk dijo que él conocía a una de
    las abuelas de la niña, a quien había conocido hacía 20 años.

    “Ella estaba en la playa y tenía hambre, así que él le dio de comer”,
    dijo Stanford. “El mantuvo contacto con ella y se quedaba con ella y su
    familia por lo general cuando visitaba a Cuba. El le daba un par de
    cientos de pesos —aproximadamente $240 — cada vez que la visitaba”.

    Read more here:
    http://www.elnuevoherald.com/2013/06/14/1500011/pedofilo-canadiense-se-declara.html#storylink=cpy

    Tags: , , , , ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *