Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    Ventajas del encarcelamiento en Cuba

    Ventajas del encarcelamiento en Cuba
    Jueves, 18 de Abril de 2013 14:03
    Escrito por Víctor Manuel Domínguez

    Cuba actualidad, Centro Habana, La Habana, (PD) Los pasos tambaleantes,
    des-rumbados, de viejito cagalitroso dopado con una buena dosis de
    anfetaminas, rectifican su curso y Cuba marcha hacia la plena
    dignificación presidiaria del individuo y la individua, como bien
    señalara el filósofo y feminista carcelario, José María “Cuscús” Trapero.

    Durante su intervención oral efectuada en un aula-calabozo de la cátedra
    Ventajas del Encarcelamiento en Cuba, de una de las más de cien galeras
    de máximo nivel de la Universidad Penitenciaria Combinado del Este
    (UPEC), en la Habana, aseguró que nuestro país es una isla-prisión al
    servicio de los humildes, para los humildes y con los humildes de la nación.

    Luego de ser ovacionado por un destacamento de jineteras-prostitutas que
    estudian sexología, y un grupo de drogadictos aunados en los
    laboratorios del establecimiento penal para conocer la influencia de la
    marihuana y la cocaína en quienes viven la Guerra en Tiempos de Paz en
    Cuba, Cuscús Trapero disertó sobre los Centros de Altos Estudios
    Carcelario del País.

    Pero antes, y a petición de una banda de cuatreros que se licencian en
    medicina veterinaria después de no dejar una vaca con cabeza, ni tan
    siquiera un mu en los potreros y corrales de Artemisa y Las Tunas,
    explicó los privilegios y ventajas que tiene un ciudadano común al ir a
    prisión.

    De acuerdo con Cuscús, el privilegio para los desprotegidos, patas por
    el suelo y sin padrinos que los bauticen es total, pues en la UPEC no
    encontrarán a ningún neo burgués gerente, a un militante de alto nivel
    en el partido comunista de Cuba, y ni por asomo a un corrupto general.

    Además, indicó, las ventajas son muchas para quienes ingresan en la
    UPEC, ya que aparte de poder mentir con autorización, tienen la
    oportunidad de compartir con otro reo-estudiante un calabozo
    climatizado, con jacuzzi pegado a la pared, colchón de agua en la
    litera, un televisor pantalla plana, una mesa de billar y una
    computadora conectada a Internet, como si vivieran en una habitación de
    un integrante del Comité Central.

    Es más, continuó, pueden estudiar todos los oficios y profesiones
    habidos y por haber, aunque al cumplir la sanción los graduados en
    ingeniería tengan que vender maní, los enfermeros café, las sexólogas
    chupa-chupa, y los veterinarios matarifes aclarias en el malecón. Lo que
    importa es el título, señaló Cuscús, soplándose los mocos en el
    periódico Granma de hoy.

    Interpelado sobre la maternidad en prisión por un señor que decidió
    pasar sus vacaciones en el penal, no tanto por las comodidades cinco
    estrellas que ofrece la UPEC, sino por reconciliarse con su esposa
    sentenciada a 20 años por ocasionarle Lesiones leves que le sacaron un
    ojo, le hicieron perder un pie, los dedos de una mano, una oreja y parte
    de la nariz, Cuscús expresó:

    “Aquí se puede parir. Las internas gozan de la mejor atención sanitaria
    a nivel mundial. A medida que avanza en su gestación, se le suma un
    médico cada mes, hecho que facilita que horas después del parto, la
    criatura pueda disfrutar de un juego de béisbol, entre la novena de la
    salud y una integrada por los guardias del penal”. “La recreación sana
    es sagrada en este lugar”.

    “Y eso no es todo, señaló. Acá las cunas, los culeros desechables, las
    palanganitas, los mosquiteros, los tetes, las ropitas de bebé y el resto
    de la canastilla, son gratis y exclusivas, pues nunca en más de medio
    siglo de revolución se han podido encontrar en ningún establecimiento
    del país”.

    “Pero como si fuera poco, agregó, los niños nacidos en prisión no sufren
    el trauma de que se les quite la leche a los siete años de edad (no les
    dan), ni se les enseña a corear ¡Seremos como el Ché!, entre otras
    ventajas de parir en la UPEC u otros Centros de Altos Estudios
    Carcelarios del país”.

    Preguntado además sobre cuáles son los requisitos para entrar a la UPEC,
    José María “Cuscús” Trapero respondió.

    “Son pocos y justos. Si usted es negro no se tiene que esforzar. Eso es
    mérito suficiente para ingresar a la UPEC, como recompensa por tantos
    años de discriminación. De ser gay o lesbiana, sólo debe cometer un
    delito menor, como formar grupos en cualquier sitio de la ciudad. Para
    los provincianos, vivir en La Habana sin estar en el registro de dirección”.

    Y antes de culminar su intervención, expresó: “En cuanto al ciudadano
    común, para lograr la matrícula ipso facto sólo tiene que abrir la boca
    más de lo debido y pedir libertad de expresión y asociación, llamar
    corruptos a un integrante del Buró Político, o decir que la revolución
    es pura mierda.

    De cumplir estos requisitos, ni siquiera le harán prueba de ingreso para
    ser aceptado en la Universidad Penitenciaria Combinada del Este! (UPEC)

    Eso se lo aseguro yo, “Nefasto “El carcelero”

    Para Cuba actualidad: vicmadomingues55@gmail.com

    http://primaveradigital.org/primavera/cuba-sociedad/humor/7134-ventajas-del-encarcelamiento-en-cuba.html

    Tags: , , , ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *