Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives
Recent Comments

    Júbilo y fuga

    Júbilo y fuga

    Jueves, Noviembre 15, 2012 | Por Víctor Manuel Domínguez

    LA HABANA, Cuba, noviembre, www.cubanet.org –El anuncio de cada nuevo

    Decreto-Ley hace que los cubanos transiten sin escalas del júbilo y la

    esperanza, a la certeza de que la fuga es el único camino. No importa si

    se trata del derecho a comprar una vivienda, tener un pedazo de tierra

    en usufructo, o el simple y elemental derecho a viajar.

    Las expectativas de mejoras económicas, políticas y sociales, si algún

    día se materializan, llegan a cuenta gotas y plagadas de innumerables

    traba. Nada es gratuito ni honesto dentro de la revolución. Las

    mascaradas aperturistas implementadas tratan de encubrir las exclusiones

    y prebendas que nacen desde el poder. Todo lo que se otorgue es a cambio

    de la incondicionalidad, o al menos de su simulación.

    El Decreto-Ley No. 302, sobre nuevas medidas migratorias, no es la

    excepción. Sólo podrán salir del país las personas que no sean de

    interés ideológico y profesional para el país, y otros que no "afecten"

    con sus actos la permanencia de la revolución en el poder.

    Es decir, choferes de almendrón, proxenetas, jineteras, sembradores de

    ajo y arroz, comerciantes de pizzas, arrendadores de viviendas, además

    de todo aquel que sin poseer un título profesional, tenga quien le pague

    el viaje y logre conseguir una visa. El resto de la ciudadanía no podrá

    viajar.

    Entre los miles de cubanos que no podrán realizar el sueño de viajar,

    frustrado por más de medio siglo de prohibiciones, se encuentra un

    matrimonio de profesionales con quienes hablé, que prefirieron no

    revelar sus nombres, por miedo a perder sus trabajos.

    La mujer, profesora en un centro de educación superior, piensa que los

    anunciados cambios en la política migratoria, salvo en el costo de los

    trámites y las demoras burocráticas, lo dejan todo igual para ella.

    "El Estado sigue teniendo el control de quiénes pueden o no salir del

    país, y se beneficia al extender el permiso de estancia en el exterior a

    los elegibles para viajar, pues el monto de las remesas enviadas a la

    Isla será mayor", piensa ella. "Además, -agregó- se quitan de arriba a

    miles de ciudadanos a los que no pueden dar empleo".

    "El pasaporte sustituyó a la tarjeta blanca. Si no te lo renuevan o lo

    conceden, de acuerdo con sus intereses, nada puedes hacer. Es un fraude

    esta nueva ley. Otra farsa, y un nuevo acto de violación".

    Su hijo (también profesional), por todas estas razones abandonó una

    misión en Venezuela y se encuentra en Panamá, y hace tres años no lo ha

    podido ver.

    Por su parte, el esposo dice que ha sentido pena por los periodistas que

    aparecieron en la televisión, en la Mesa Redonda especial sobre el tema:

    "Se veían torpes como siempre, ajustados a un guion, con la orden de

    realzar o vender como un acto de buena voluntad, algo que constituye un

    derecho a nivel internacional".

    "Lo más interesante –agregó el hombre- es el cinismo con que aseguraron

    la voluntad de la revolución para garantizar una emigración segura y

    ordenada. Como si nadie se acordara del Mariel y de la crisis de los

    balseros, donde las autoridades autorizaron a que fueran al suicidio,

    huyendo en precarias embarcaciones, a decenas de miles de cubanos".

    El hombre, un cardiólogo, señaló que había cumplido dos misiones en el

    exterior, y no las abandonó, por no abandonar a su familia, que, sin

    embargo, ahora se encuentra dividida, desde que el hijo desertó en

    Venezuela.

    "En Cuba es muy difícil ser médico, a no ser que trabajes en los tres o

    cuatro hospitales-vitrina, de interés promocional para el poder. Los

    demás, desde las estructuras materiales, la falta de insumos y los

    salarios, están al nivel de los peores de Haití", concluyó.

    Viajar, pero sin boleto de regreso, sigue siendo la verdadera solución

    en las mentes de la mayoría de los cubanos.

    vicmadomingues55@gmail.com

    http://www.cubanet.org/articulos/jubilo-y-fuga/

    Tags: , , ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *