Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Se permite jinetear

    Publicado el domingo, 11.06.11

    Se permite jinetear
    Ileana Fuentes

    "Admiro la forma que [las prostitutas holandesas] han encontrado para
    trabajar de una forma digna y de darse a respetar".

    Así se ha pronunciado Mariela Castro Espín, directora del Centro de
    Educación Sexual (CENESEX) sobre las condiciones reglamentadas en que se
    ejerce la prostitución en Amsterdam, con motivo de su visita a Holanda
    para un congreso sobre sexualidad. Confesó en reciente entrevista en el
    Centro de Información sobre Prostitución de esa ciudad que admira la
    manera en que se ha dignificado y hecho valer el trabajo sexual en ese
    país, con derechos para las trabajadoras del sexo, cuidados de y
    asistencia contra la . Afirmó que la prostitución "es un
    trabajo". Dijo más: "La prostitución es una opción".

    Muerta de la risa, como si pronunciara la gracia más ocurrente del
    mundo, relató a la directora del centro holandés que ella conoce de
    mujeres en Cuba que necesitan arreglar su baño, por ejemplo, y como
    carecen de dinero para pagarle al albañil, ofrecen pagarle con trabajo
    sexual. Algo así como: "Te lo doy si me arreglas el inodoro, ¿te parece
    bien?" A buena cloaca hemos llegado con esta familia deleznable. ¡Qué
    desprecio visceral sienten hacia el pueblo cubano, y hacia las cubanas
    en particular!

    ¿Es esta nueva burguesa la sobrina de aquel joven que dijo
    en 1960 que la prostitución era un vestigio humillante del capitalismo,
    un atropello perpetrado contra la mujer, y que la prostitución jamás
    volvería a la Cuba revolucionaria?

    En un discurso pronunciado en septiembre de 1977, Fidel Castro
    denunciaba que la prostitución era permitida "en la sociedad burguesa…
    tolerada, de manera muy hipócrita… Dentro de las zonas de tolerancia y
    en muchas otras partes, la sociedad burguesa estimulaba la prostitución,
    con la discriminación de la mujer, la falta de oportunidad de estudios,
    y de empleos, y se hacía grandes negocios con la prostitución. Era uno
    de los empleos que la burguesía reservaba a la mujer… el proceso
    revolucionario se enfrentó a aquel problema y lo resolvió".

    No: el problema no se resolvió. No: Mariela Castro ya no es la sobrina
    del Tío Máximo: ha dejado de ser fidelista. Si bien en 1994 Fidel dijo
    que las prostitutas cubanas eran las más educadas y saludables del
    mundo, para él la prostitución era una lacra; para Mariela, es una
    licra. Según sus pronunciamientos en Amsterdam, el empleo sexual ya ha
    vuelto a la Isla, y debe institucionalizarse a imagen y semejanza del
    modelo holandés. O sea, la prostitución se afincará en el firmamento
    laboral de las cubanas, y Mariela y su CENESEX se encargarán de tramitar
    su legalización, regulación y éxito. ¡Elena Gil, que diseñó los
    programas de reeducación de prostitutas en los años sesenta, debe estar
    retorciéndose en su tumba!

    "Entiendo a los que dicen que habría que cerrar esta posibilidad de
    trabajo y dar otras opciones", explicó Castro-Espín como queriendo
    quedar bien con dios y con el diablo. "Pero erradicar la prostitución –y
    eliminar este oficio y fuente de trabajo– crearía problemas aún mayores,
    porque el Estado tendría que ofrecer a esas personas otros empleos".

    Queda claro: ahora que el Estado cubano anunció que un millón de obreros
    estatales irá despedido a la calle, 500,000 de ellos mujeres, "la
    calle", para Mariela Castro, representa una posibilidad de empleo
    femenino. Cuando en 1999 expresé en un congreso que las jineteras
    cubanas eran cuentapropistas y además los únicos obreros dueños (dueñas)
    de sus medios de producción, nunca pude imaginar que 12 años más tarde
    se fuera a promover el jineterismo oficialmente como opción laboral.

    Mariela Castro habló en la entrevista con gran naturalidad sobre el
    Malecón de La Habana como sitio de prostitución. "Al Malecón van
    heterosexuales, homosexuales, individuos transgénero… pero en el CENESEX
    trabajamos con la policía"… para garantizar el orden.

    Cabe aclarar que si bien se considera la prostitución la profesión más
    antigua del mundo, en términos feministas –no los de Mariela Castro– la
    prostitución –y su versión cubana, el jineterismo– es una relación
    mercantil –la mujer se alquila (cobra), el hombre arrienda (paga)– que
    se ejerce por necesidad económica. Ninguna niña aspira a ser prostituta
    cuando sea grande, está claro. Se opta por serlo cuando otras puertas
    están cerradas. En Cuba –así dicen las estadísticas y la literatura–,
    las puertas de la educación y el trabajo se abrieron de par en par para
    las mujeres durante los años sesenta y setenta. ¿Y entonces, cómo es que
    Cuba le hace competencia al destino número uno de sexual del
    mundo, que es Tailandia, un país paupérrimo del Quinto Mundo?

    El problema radica en que una médico o una ingeniero agrónomo cubana
    gana el equivalente de 20 o 25 dólares mensuales a lo sumo luego de unas
    140 horas de trabajo: una jinetera puede ganar eso en un par de felacios
    –o un par de cuadros con alguna socia– resueltos en tres horas de
    esfuerzo…. Y hasta 150 dólares por dejarse ocupar por algún baboso
    extranjero con fulas o euros durante las 48 horas de un fin de semana.
    El socialismo fracasó. La vida se resuelve siendo puta, no pediatra.

    Que no nos coja de sorpresa. Por ahí vienen las nuevas licencias de
    cuentapropismo para el trabajo sexual. Se borrará la prostitución del
    inciso de predelictiva donde reza como "conducta
    antisocial". Se habilitarán varias Zonas Rojas –no será ni Pajarito ni
    Colón–, en Tarará, en Siboney, o cerca del Habana Libre. En Larga,
    cerca de la Ciénaga de ; en Guardalavaca, al noreste en Holguín; o
    Cayo Coco, en Camagüey; en las cercanías de la Marina Hemingway, en La
    Habana. Que no nos coja de sorpresa: pronto el prostíbulo será legal.

    Teórica feminista, autora y analista cultural.

    http://www.elnuevoherald.com/2011/11/06/v-fullstory/1059299/ileana-fuentes-se-permite-jinetear.html

    Tags: , , , , ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *