Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    La tele cubana emite su propio CSI

    La tele cubana emite su propio CSI

    Los especialistas de 'Tras la huella' pueden descubrir a un asesino
    porque perdió una pestaña en la escena del crimen o encarcelar a un
    charcutero al hallar en su trastienda una vaca sacrificada sin permiso

    Fernando García | La Habana. Corresponsal | 04/07/2009 | Actualizada a
    las 00:35h | Internacional

    Masajistas con pacientes importantes venden a la CIA información
    sonsacada al calor de las frotaciones. Trabajadores de una cementera
    estatal se las apañan para robar toneladas de material a base de
    pequeñas sisas. Una jinetera y su madre se confabulan para matar a la
    pareja de ésta a fin de quedarse con la casa y resolverse el problema de
    la vivienda. Son casos reales investigados por los grupos especiales de
    criminalística del Ministerio del Interior y luego dramatizados pero
    fielmente reproducidos en 'Tras la huella', el exitoso CSI de la tele
    cubana.

    La fórmula de la teleserie y los métodos indagatorios de los policías
    parecen calcados de la propia 'Crime Scene Investigation'
    norteamericana. Y ahí se terminan las semejanzas y empiezan las
    particularidades del ejemplarizante, hiperrealista y siempre
    revolucionario serial isleño.

    Los especialistas de 'Tras la huella' pueden descubrir a un asesino
    porque perdió una pestaña en la escena del crimen, pero tan normal como
    eso es que enchironen a un charcutero al hallar en su trastienda una
    osamenta de vaca sacrificada sin permiso. Así ocurrió en el capítulo de
    hace dos domingos. Uno de los hombres del teniente coronel Raúl, jefe
    del Grupo Especial de la serie, plantaba un pedazo de esqueleto bovino
    en la mesa del chacinero sospechoso como prueba de su implicación en un
    delito fuertemente perseguido en Cuba: "sacrificio de ganado mayor",
    castigado con hasta 10 años de cárcel. En el mismo episodio, la unidad
    especial atrapaba a los responsables de varios "desvíos de recursos" del
    Estado, como cemento, medicinas y alimentos del agromercado, así como de
    casos de "actividad económica ilícita" (negocio ilegales) y de
    "alteraciones de pesos en establecimientos comerciales": delitos muy
    comunes hoy día en Cuba.

    Otros capítulos de 'Tras la huella' han mostrado operaciones contra las
    mafias que viven de los balseros o contra redes de directivos corruptos.
    Tras relatarse el desenlace de cada caso, la pantalla muestra la condena
    que le fue impuesta al culpable, indefectiblemente atrapado y condenado.

    Todo lo que se ve en 'Tras la huella' es cierto, salvo los nombres de
    policías y delincuentes. No en vano la serie está producida por el
    Ministerio del Interior, cuya sede con la fachada cubierta por la
    silueta del Che es la imagen final de cada episodio. Lo que parece de
    ciencia ficción son los sofisticados medios con las que cuenta el Grupo
    Especial.

    Objeto de frecuentes críticas a favor y en contra, 'Tras la Huella' es
    una serie popular. Algunos sondeos sitúan su tasa de audiencia en torno
    al 90%. Puede que su éxito tenga que ver con el hecho de que la serie
    compensa la ausencia en los medios de lo que aquí se llama "crónica
    roja" o de sucesos: un género proscrito en la Cuba de los Castro.

    La tele cubana emite su propio CSI (4 July 2009)
    http://www.lavanguardia.es/internacional/noticias/20090703/53738295086/la-tele-cubana-emite-su-propio-csi-estado-cia-castro-raul-che.html

    Tags: , , , ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *