Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Turismo sexual, una puerta de escape en Cuba

    Turismo sexual, una puerta de escape en Cuba

    La prostitución es la forma más fácil de obtener dinero para las
    cubanas. Algunas "jineteras" logran casarse con los extranjeros y salir
    de la isla. Es común verlas en las calles de La Habana
    08.10.08 – Actualizado: 08.10.08 11:15pm – Tatiana Paz:
    redaccion@laprensa.hn
    La Habana,
    Cuba

    No es necesaria la noche para que salgan a cabalgar. No tienen horarios,
    pero sí imponen algunas condiciones.

    Las "jineteras", como se les llama a las vendedoras de sexo en este
    país, se encuentran en El Malecón y hasta en el supermercado. Las hay de
    todas las edades y razas, su característica común es poseer un cuerpo
    escultural.

    Son apetecidas por los turistas y algunos hasta se casan con ellas.

    El "cachondeo" de las caribeñas seduce sobre todo a los europeos que
    llegan frecuentemente a la isla en busca de placer.

    "Generalmente se conoce que las cubanas somos cariñosas y sabrosas, eso
    llama mucho la atención de los hombres que llegan al país", me dijo una
    de las recepcionistas del hotel donde estaba hospedada, pues llama la
    atención ver a un gran número de extranjeros tomados de la mano con
    atractivas morenas.

    La prostitución es la vía más fácil de supervivencia, sobre todo para
    las mujeres y más para las adolescentes de las provincias más pobres de
    la isla porque llegan a la capital con mucha más necesidad.

    Algunos de sus compatriotas las juzgan y otros comprenden el porqué
    venden su cuerpo por 20 o 50 CUC -entre 500 y mil lempiras – o por una
    ropa con brillo, maquillaje u otro artículo de uso personal.

    Sus puntos

    Durante el día se pasean en las afueras de los hoteles y con mucho
    coqueteo se insinúan a los hombres. Por las noches se les ve en
    céntricas barriadas de Miramar, La Quinta Avenida o la salida del túnel
    de La Habana.

    Una señal es suficiente para que la "jinetera", se acerque al cliente y
    negocie.

    En un nuevo sitio comercial del centro de esta ciudad también suelen
    contonearse. Allí, Alina, de 22 años, le guiñó el ojo al fotógrafo quien
    la llamó por curiosidad, rápidamente retornó y empezó a platicar.

    Le dijo que la tarifa son 50 CUC, 25 por el servicio y el resto para
    alquilar un cuarto en una vivienda, pues en los hoteles "tienen
    prohibido" ingresar.

    "Llámame por la noche, yo te indicaré dónde debes llegar, pues si un
    policía me ve por tu hotel me puede atrapar y mandarme a la cárcel", le
    dijo.

    Con apariencia de niña por su cara bonita y forma de vestir, Alina se
    confunde entre otras chicas cubanas que no se dedican a este oficio.

    Otras con más experiencia tienen contactos con los porteros de los
    hoteles e ingresan sin ningún inconveniente acompañadas por sus clientes.

    Aunque la Policía las persigue, ellas les juegan la vuelta.

    Se hacen acompañar de chicos a los que se les denomina "chulos", quienes
    aparentan ser sus novios y son los que hacen el trato con el turista y
    con los empleados del hotel. Algunos de sus acompañantes son también
    "jineteros".

    "No sólo hombres vienen en busca de placer. Hay mucha mujer europea que
    llega en busca de un chico atractivo", me dijo un taxista. Los taxistas
    son otros de los contactos de las trabajadoras del sexo para conseguir
    clientes.

    En El Malecón se concentran a partir de las siete de la noche los
    turistas quienes llegan a disfrutar del ron y a escuchar el son cubano.

    Ese lugar se convierte en una pasarela de mujeres guapas, quienes sobre
    tacones muy altos y cortísimas minifaldas atraen la mirada de los
    extranjeros. Allí es más fácil despistar a los policías, pues éstos se
    plantan sobre todo en los parques y en las afueras de los hoteles.

    Muchas de las muchachas no sólo buscan dinero. La mayoría guarda la
    esperanza de encontrar el hombre que las saque de la isla y les ofrezca
    un futuro mejor.

    De "jineteras" a "damas"

    Así se refieren los cubanos a las mujeres que en busca de unos pesos
    convertibles se convirtieron en las flamantes esposas de europeos o
    "gringos" adinerados.

    Es común ver a cubanas casadas con extranjeros que llegan a este país. A
    simple vista se observa lo atentas que son las nativas con ellos y lo
    complacidos que éstos se sienten. Para muchas es su puerta de escape, si
    logran casarse con ellos pueden dejar la isla.

    Según los caribeños, muchas de las jineteras son visitadas
    periódicamente por turistas que llegan a Cuba sólo por ellas.

    El origen de la prostitución

    Según analistas, durante las décadas del 60 y 70 y casi toda la del 80
    la prostitución no existía en la isla. Los casos eran muy aislados.

    Fue a partir de los noventa que se ha desarrolló el turismo sexual por
    conveniencia, ante la llegada de estudiantes de países del tercer mundo
    que se matriculaban en escuelas y universidades cubanas.

    En esa época todavía no había llegado la dolarización, pero algunas
    jóvenes establecieron tempranas relaciones basadas en conseguir
    objetivos materiales como ropa, calzado y electrodomésticos, o
    simplemente con la idea de tener acceso a lugares especiales destinados
    a estos extranjeros.

    El bajo nivel de vida producto de los pobres salarios que incluye a
    profesionales de todas las ramas, así como el auge del turismo, fue
    factor determinante para que en Cuba resurgiera la prostitución.

    La tasa más baja de vih

    Pese al desenfreno sexual que se ha generado, Cuba posee uno de los
    niveles más bajos de esta enfermedad comparado con otros países de
    Latinoamérica y el Caribe. En la XVII Conferencia Internacional de Sida
    que se celebró en la ciudad de México, en agosto, se reveló que la tasa
    de infección es de un tres por ciento, la más baja del mundo. Uno de los
    grandes logros es que en ningún caso se registra la transmisión del
    virus por el uso de drogas intravenosas, transfusiones de sangre o el
    contagio de madre a hijo durante el proceso de nacimiento.

    Cien mil abortos al año se reportan en Cuba

    La práctica del aborto voluntario en Cuba no es ilegal. Es un servicio
    institucionalizado de salud, por lo que existe un número importante de
    hospitales y otras unidades acreditadas para este proceder con personal
    debidamente calificado y entrenado.

    El Ministerio de Salud Pública garantiza los servicios de aborto con una
    alta calidad y seguridad.

    Un objetivo principal de las autoridades sanitarias es el de disminuir
    estas interrupciones voluntarias susceptibles de ser evitadas, ya sea
    por decisión de la mujer o la pareja o mediante una anticoncepción eficaz.

    El Perfil Estadístico de la Mujer Cubana, publicado en 2000, por la
    gubernamental Oficina Nacional de Estadísticas reveló que entre 1968 y
    1996 se registraron 5.6 millones de nacidos vivos y se realizaron unos
    3.2 millones de abortos. Actualmente se realizan unos 100 mil abortos
    anuales en Cuba.

    * De los 11.3 millones de cubanos, el 51% son mujeres.
    * Cinco millones y medio son mujeres entre 0 y 76 años.
    * Casi dos millones tienen una edad 16 a los 35 años, según la
    prensa cubana.
    * Tres años de prisión puede enfrentar una "jinetera" si es
    atrapada por la Policía.
    * De ser encontrado con una "jinetera", el turista no recibe
    sanción alguna.

    http://www.laprensahn.com/index.php/Ediciones/2008/10/09/Noticias/Turismo-sexual-una-puerta-de-escape-en-Cuba

    Tags: , , , , , , , ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *