Prostitution in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Cuba con ojos de colombiano

    Cuba con ojos de colombiano
    Escrito por: Milo el 23 Jul 2008 – URL Permanente

    http://lacomunidad.elpais.com/protein80/2008/7/23/cuba-con-ojos-colombiano

    Las calles de la Habana son un gran museo: Los automóviles de los años
    50 se mantienen vivos gracias a maromas mecánicas, la rica arquitectura
    de las fachadas resisten el paso del tiempo con alguna que otra reforma,
    autobuses que arrastran con el implacable tiempo alivian las largas
    filas de cubanos que los esperan, pizarras que marcan la manutención de
    las familias cubanas están clavadas en las pequeñas tiendas de
    distribución. El tiempo se ha detenido en la isla.
    Todo este museo convive con la opulencia : llevan los autos de
    este siglo, se sientan a tomar una copa en las plazas más
    representativas, ven a La Habana desde lo alto del cuarto de la
    habitación de , se gasta, se compra, te venden espectáculos de
    música cubana, una recreación de cañonazos, que si bongo, que las
    maracas, que los mejores mojitos, un puro, un ron, una excursión… todo
    parece un DisneyWorld cubano. La verdad es que lo tienen bien montado
    eso de la explotación turística. Esto se vive en ocho días. Muy poco
    para profundizar en la realidad cubana, pero suficiente para llevarte
    impresiones.
    Mientras paseas o te tomas una foto se te arrima una señora o un
    muchacho pidiéndote un jabón, crema de dientes o algo que sobre del
    hotel. Te dicen que las cosas no alcanzan y sólo queda pedir. Cualquier
    cosa que regales les vale, les alegra y te lo agradecen. Dada mi
    condición de colombiano me resultaba familiar la economía del rebusque,
    en la que la labia, la astucia, el ingenio, la gracia, toda la
    imaginación y malicia que el ser humano saca a flote en situaciones de
    necesidad hacia presencia. Según los propios guías te puede pasar que
    alguien se convierta en tu amigo del alma y quiera cambiarte el dinero
    extranjero por pesos cubanos, para que todo te salga más barato. La
    cuestión es que los turistas no pueden usar el peso cubano y te quedas
    sin dinero y sin amigo porque nunca los vuelves a ver. Te pueden vender
    puros hechos con hojas de plátano y por eso siempre aconsejan comprarlos
    en los lugares oficiales. Te pueden emborrachar y aparecer sin nada en
    la cartera, esto lo vi con mis propios ojos en la discoteca del hotel,
    la víctima era una inglesa desfasada y borracha. Los taxistas intentan
    cobrar más y existen los que te buscan el taxi, a cambio de propina,
    como en Colombia. Hay taxis piratas, habanos piratas y hasta ron pirata.
    Muchas de las cosas prohibidas en la isla se realizan bajo cuerda, como
    comprar casas y vender autos así que los trueques están a la orden del
    día. Uno me ofreció cambiar una escultura de madera por alguna camiseta,
    yo me lo pensé, pero ninguna de mis camisetas valía tanto como su trabajo.

    Las historias imposibles también ocurren en la isla. Un camarero me
    contó una anécdota en la que una pizzería, en época de ,
    ponía condones aderezados con sal y limón sustituyendo así al queso; o
    la historia de un señor que vendía fritanga apanada con harina en un
    pueblo, y al que le vendieron veneno en lugar de harina. Casi mata a
    medio pueblo. "Si no es por que somos una potencia en …habrían
    muerto mas de cien personas". Me decía un viejito con guitarra.

    Aprovechados y estafadores hay en todas partes, pero lo que digo es que
    en estas situaciones sociales se agudiza más. Al igual que en Colombia,
    pero sin la devaluación de la vida que existe en la tierra donde nací.
    Pero ojo, tengo que decir que la inmensa mayoría de las personas son muy
    amables, honrados y muy cultos, y no pretenden sacarte dinero a la
    primera de cambio. Conocen y aman su historia, y muchos viven
    convencidos que mejor no se puede vivir. Pobres pero felices. En parte
    tienen razón.

    El es la principal herramienta para sobrevivir que le ha quedado
    a la isla, Los turistas proceden principalmente de Canadá, Inglaterra y
    España. La gran mayoría van a lo que van, a pasarlo bien haciendo uso de
    los paquetes turísticos antes mencionados. Yo, que he sido pobre, tengo
    debilidad por los que tienen menos que yo, así que muchas veces me
    alejaba del grupo (compañeros de la , todos españoles) para
    saciar la curiosidad y un poco la conciencia, y me ponía a hablar con
    los que nos recibían en cada parada de los paseos turísticos. Con
    decirles que era colombiano se soltaban mucho más. Hablábamos de los
    sueldos que tenían, y la conclusión era que los que trabajan de cara al
    turista vivían mejor por las propinas; me comentaban las finales de
    basketball y béisbol que se disputaban y salía el tema de los
    deportistas que iban a competir fuera de la isla, que muchos eran
    tentados por el dinero que les ofrecían para que compitieran y ya nunca
    volvían. Muchos me manifestaron el sin sentido de la lucha armada de la
    guerrilla colombiana. Me comentaron el boicot norteamericanos hacia los
    productos cubanos desde el ron "Habana Club" hasta los puros y el tema
    de los que balseros, los cuales obtienen ciudadanía americana en cuanto
    pisan las playas de Miami.
    La educación desde la guardería hasta la universidad es totalmente
    gratis, al igual que la salud. Yo me pregunto cómo un país pobre como
    Cuba tiene garantizada la educación y la sanidad de sus ciudadanos. EEUU
    y muchos países del primer mundo tienen mucho que decir al respecto. Ya
    no hablemos de Colombia en la que la salud y la educación de calidad se
    paga, y mucho. Y algo que se le critica en este sentido a Cuba es que
    sus graduados universitarios no puedan salir de la isla sin antes haber
    pagado la universidad con un mínimo de dos años de trabajo. Esto se lo
    dije a nuestro guía, un arquitecto, y su respuesta me convenció: "¿acaso
    te parece justo que después de que Cuba le dé una formación
    universitaria gratuita se vaya sin más?" A diferencia del resto de
    países latinoamericanos no hay desnutrición infantil, tienen garantizada
    la manutención, no existen tampoco los niños de la calle, los "gamines".
    Es impensable en la isla.

    Muchos paisajes me recordaban a Colombia y me daba algo de nostalgia
    saber que a diferencia de Cuba, en Colombia es sumamente difícil, por no
    decir arriesgado, embarcarse a conocer sus paisajes, internarse en la
    montaña, visitar pueblos perdidos y recorrer parajes naturales sin
    preocupaciones de guerrilla ni ninguna historia parecida.
    En la Habana la seguridad hacia presencia prácticamente en cada esquina
    con un policía. Me comentaron que hay tres tipos de policías: los "H"
    los "HP" y los "HP al cubo" En uno de nuestros recorridos pasamos por la
    supuesta casa de Fidel Castro, si en realidad era esa, el hombre vive
    casi como un cubano más, solo que bien custodiado. No existen las
    mansiones que uno puede pensar que tiene.
    Respecto al tema de la prostitución y las famosas la verdad es
    que en los sitios que me moví yo no vi nada. Luego en Varadero si me
    comentaron algunos españoles que fueron a discotecas que había muchas
    que se les insinuaron. A mí no me consta, pero no me extraña que haya,
    porque prostitutas siempre ha habido y habrá en todas partes.
    Varadero es la máxima expresión del paraíso turístico, el turista allá
    hace y deshace en funcíon de su billetera. Es tal el impacto que ha
    tenido en la isla el turismo que ir a bailar música tradicional cubana
    es bastante difícil, porque la gran mayoría de discotecas se han
    europeizado y te ponen la misma música que cualquier discoteca europea.
    Entramos a una disco en Varadero que parecía Sodoma y Gomorra: turistas
    borrachos por todos lados, bailando Reguetton, Rock, House acompañados
    de cubanos y mucho desmadre.
    Una de las cosas que me llamó la atención en la isla es la ausencia de
    publicidad, el único cartel de publicidad que vi estaba escrito en una
    pedazo de cartón que colgaba desde lo alto de un balcón, en él se
    ofrecía vender una máquina de cocer. No existe el bombardeo comercial
    del resto del mundo, y al contrario de lo que se puede pensar la figura
    de Fidel no es explotada como se espera en el régimen que él comandaba,
    si en cambio lo es el Che Guevara convertido en elemento mesiánico.

    Al final, lo que me quedó de Cuba es una pequeña nostalgia en el corazón
    y la triste impresión de que un día la isla y sus hijos se levantaron
    para luchar en contra de los elementos establecidos y que hoy, de alguna
    manera, son lo que nunca quisieron ser: El paraíso de los ricos.

    http://lacomunidad.elpais.com/protein80/2008/7/23/cuba-con-ojos-colombiano

    Tags: , , , , , , , ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *